Un guardia fronterizo finlandés patrulla con su perro en la frontera entre Finlandia y Rusia en Vaalimaa, Finlandia, el pasado 30 de septiembre. EFE/EPA/JUHA METSO

Cracovia (Polonia), 5 oct (EFE).- Un total de 53.000 ciudadanos rusos entraron en la Unión Europea (UE) durante la semana del 26 de septiembre al 2 de octubre, según un informe publicado este miércoles por la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex).

Esta cifra supone un 20 % menos de llegadas con respecto a la semana anterior, de acuerdo con los datos de la agencia con sede en Polonia.

Al mismo tiempo, Frontex vaticina un descenso aún más acusado en este número debido a dos factores: la estricta política de visados adoptada por Bruselas y los controles gubernamentales rusos para evitar que los hombres en edad militar se vayan del país.

Según la agencia, desde el 24 de febrero, día que comenzó la guerra de Ucrania, más de 1.356.000 ciudadanos rusos han entrado por tierra en la UE, mientras que aproximadamente 1.314.000 han regresado a Rusia por fronteras terrestres, lo que arroja un saldo de 42.000 permanencias.

Frontex aseguró en su comunicado de hoy que el flujo de entradas y salidas de rusos en la UE “se mantiene estable” y confirmó que Finlandia es el país que registra un mayor tráfico de viajeros desde y hacia la Federación Rusa, pues aproximadamente el 55 % del total atravesaron la frontera finesa.

Ello se debe posiblemente al hecho de que, durante algunos días, Finlandia fue el país de la Unión fronterizo con Rusia que menos trabas imponía a la entrada de rusos tras el anuncio de movilización parcial del Kremlin, aunque después se sumó a las restricciones.

En el caso de que Moscú decida cerrar las fronteras rusas para impedir la salida de posibles reclutas, Frontex estima que se producirá un aumento en los cruces fronterizos ilegales.

El pasado 19 de septiembre, Polonia, Lituania, Letonia y Estonia introdujeron restricciones a la entrada de ciudadanos rusos que viajen únicamente con fines turísticos o de ocio.

Letonia anunció una situación de emergencia en las zonas fronterizas con Rusia el 28 de septiembre y, recientemente, todos los Estados miembros de la región han aumentado la vigilancia fronteriza en sus respectivas fronteras con Rusia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *