Nueva York, 1 dic (EFE).- Wall Street se mantenía con ganancias a media sesión, aunque con el impulso al alza reducido después de que se conociera una disminución en la actividad de la industria manufacturera de noviembre pasado.

En el ecuador de la sesión, el Dow Jones de Industriales, el principal indicador, subía un 0,70 % o 123,38 puntos, hasta las 17.843,30 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 ganaba un 0,70 % o 14,63 puntos, hasta los 2.095,03 enteros.

Por su parte, el índice compuesto del mercado Nasdaq, en el cotizan las principales firmas del sector tecnológico, avanzaba un 0,62 % o 31,75 puntos, hasta los 5.140,42 enteros.

La sesión comenzó con un impulso mayor, pero una hora después se perdió optimismo tras conocerse un dato sobre la actividad manufacturera de noviembre.

Según el Instituto de Gestión de Suministros (ISM), la actividad manufacturera en Estados Unidos se contrajo en noviembre por primera vez desde noviembre de 2012, y el índice que hace esa medición llegó al 48,6 %, frente al 50,1 % de octubre.

El dato impactó inmediatamente en Wall Street y generó descensos en sus principales indicadores, aún en terreno positivo, pero poco después recuperó algo del optimismo inicial.

Aun así, el mercado sigue pendiente de lo que pueda decidir la Reserva Federal (Fed) en su reunión del 15 y 16 de diciembre acerca de la posibilidad de subir las tasas de interés de referencia, próximas al 0 % desde hace siete años.

En el ecuador de la sesión, todos los sectores más importantes estaban en positivo, encabezados por el sanitario, que avanzaba un 1,04 %, seguido del tecnológico (+0,82 %) y del financiero (+0,73 %).

De los 30 títulos incluidos en el Dow Jones, la ganancia mayor era para la aseguradora médica United Health, que subía un 2,70 %, seguida de la farmacéutica Pfizer (+2,46 %) y de la también farmacéutica Merck (+1,89 %).

Dentro de ese grupo, las pérdidas estaban lideradas por la compañía de equipos industriales Caterpillar (-2,13 %), seguida de la química DuPont (-0,61 %) y de Apple (-0,72 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas bajaba a 41,45 dólares el barril, el oro descendía hasta los 1.063,90 dólares la onza, la rentabilidad de la deuda pública a 10 años cedía hasta el 2,1536 % y el dólar bajaba ante el euro, que se cambiaba a 1,0622 dólares.