Nueva York, 24 abr (EFE).- Wall Street puso hoy el broche de oro a una semana que terminó con ganancias acumuladas en sus principales indicadores y el primer récord histórico del índice compuesto del mercado Nasdaq en los últimos quince años.

El gran protagonista de la semana fue, sin duda, el tecnológico Nasdaq, un índice que llevaba años tratando de reconquistar los niveles que no veía desde el estallido de la burbuja de las empresas puntocoms y que no pudo hacer realidad hasta este jueves.

El Nasdaq subió este viernes un poco más ese techo histórico y lo situó en 5.092,08 puntos, como colofón final a una semana en la que logró acumular unas ganancias del 3,25 %, con lo que sube ya en lo que va de año más de un 7,5 %.

El gran detonante de las subidas en ese indicador fueron dos de de sus principales valores tecnológicos, Microsoft y Amazon, que se dispararon más de un 10 % y más de un 15 % respectivamente, un día después de presentar sus cuentas trimestrales.

Microsoft superó los pronósticos tanto del lado de los beneficios como de los ingresos, mientras que Amazon decepcionó al registrar pérdidas en los primeros tres meses pero sorprendió positivamente con sus ventas.

También fue una jornada de nuevos récords para el selectivo S&P 500, que cerró el día con un avance del 0,23 % y estableció su nueva plusmarca en 2.117,69 puntos, de tal manera que en los últimos cinco días avanzó un 1,76 % y suma ya un 2,8 % desde enero.

En cuanto al Dow Jones de Industriales, las ganancias fueron mucho más moderadas y terminó la sesión en 18.080,14 puntos, con lo que acumuló durante la semana un 1,43 %, prácticamente lo mismo que ha subido durante el año.

Al margen de los resultados trimestrales, los mercados también encontraron motivos para celebrar en un dato económico mejor de lo esperado, al conocerse que los pedidos de bienes duraderos a las fábricas de Estados Unidos aumentaron en marzo pasado un 4 %.

Y en clave empresarial, los grandes titulares se los llevó la operadora Comcast, que optó finalmente por retirar su oferta para comprar su mayor competidor, Time Warner Cable (4,37 %), tras el varapalo que recibió la propuesta del organismo regulador.