Nueva York, 27 abr (EFE).- Wall Street cambiaba hoy de rumbo y hacia la media sesión el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, avanzaba un 0,20 % pendientes de Apple y de la Reserva Federal (Fed).

Ese índice borraba las pérdidas del arranque de jornada y subía ahora 35,24 puntos hasta 18.025,56 unidades, mientras el selectivo S&P 500 cedía un 0,06 % hasta 2,090,54 enteros y el índice compuesto del mercado Nasdaq perdía un 0,82 % hasta 4.848,15 unidades.

Los operadores en el parqué neoyorquino trataban de recuperar parte del terreno perdido después del mal sabor de boca que dejaron las cuentas de Apple y a la espera de que concluya en Washington la reunión de la Fed.

El gigante tecnológico anunció el martes al cierre de los mercados que sus beneficios trimestrales cayeron por primera vez desde 2003, arrastrado por el primer descenso en las ventas de iPhone, y sus acciones caían ahora un 6,03 % en el mercado Nasdaq.

Los inversores también están pendientes del final de la reunión de dos días del Comité de Mercado Abierto de la Fed, encargado de la política monetaria de Estados Unidos, y de la posterior rueda de prensa que ofrecerá su presidenta, Janet Yellen.

Los sectores en Wall Street seguían divididos entre los descensos del tecnológico (-0,97 %), el financiero (-0,21 %) y el sanitario (-0,06 %) y los avances del energético (1,45 %), telecomunicaciones (0,60 %), el industrial (0,36 %) y el de materias primas (0,20 %).

Boeing encabezaba las ganancias en el Dow Jones, donde subía un 2,19 % tras anunciar unos ingresos trimestrales mejores de lo previsto, por delante de Verizon (1,75 %), Chevron (1,11 %), United Technologies (0,96 %), IBM (0,91 %) y Caterpillar (0,86 %).

Al otro lado de la tabla Apple seguía al frente de las pérdidas, por delante de Microsoft (-1,16 %), Nike (-0,92 %), Travelers (-0,64 %), UnitedHealth (-0,63 %), DuPont (-0,36 %), JPMorgan Chase (-0,13 %) y Home Depot (-0,10 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas subía a 44,56 dólares, el oro avanzaba a 1.250,8 dólares, la rentabilidad de la deuda pública a diez años retrocedía al 1,889 % y el dólar perdía terreno frente al euro, que se cambiaba a 1,1325 dólares.