Nueva York, 20 jul (EFE).- Wall Street abrió hoy sin rumbo fijo y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, bajaba media hora después del comienzo de la sesión un leve 0,03 % hasta 18.081,60, mientras el S&P 500 estaba a cero y el índice compuesto del mercado Nasdaq lograba un récord.

En el arranque de la primera sesión de la semana, el Dow Jones restaba 4,85 puntos, mientras que el S&P 500 restaba apenas 9 centésimas de punto, quedándose en 2.126,55 unidades, y el Nasdaq subía un 0,19 % (10,06 puntos) hasta llevar su plusmarca hasta los 5.220,21 enteros.

Tras un impulso de subida inicial, los índices se movieron en un territorio mixto después de saberse los resultados moderados de Morgan Stanley (subía a esta hora un 0,20 %) y mientras en Grecia los bancos reabrieron y recuperaron, relativamente, la normalidad.

Las principales pérdidas se registraban en el sector energético (-1,20 %) y el de las materias primas (-0,97 %). El sector sanitario subía un 0,42 %, y el tecnológico, que progresaba un 0,20 %.

En el Dow Jones, 19 de los 30 componentes registraban pérdidas, lideradas por la petrolera Chevron (-0,92 %), seguida de Home Depot (-0,90 %) y las tecnológica Cisco e Intel (-0,78 % cada una).

Las ganancias estaban lideradas por Apple (1,73 %), Visa (1,38 %) y Pfizer (0,23 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas vivía otra jornada de caída y el precio del barril se situaba en 50,31 dólares a esta hora, mientras el oro bajaba a los 1.107 dólares la onza, la rentabilidad de la deuda estadounidense subía al 2,385 % y el dólar perdía frente al euro, que se cambiaba a 1,0834 la unidad.