Nueva York, 27 abr (EFE).- Wall Street abrió hoy al alza y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, avanzaba un 0,38 % mientras que el selectivo S&P 500 lograba alcanzar un nuevo máximo histórico intradía.

Media hora después del inicio de contrataciones, el Dow Jones sumaba 69,35 puntos hasta 18.149,49 enteros, y el selectivo S&P 500 avanzaba un 0,35 % (7,31 puntos) hasta 2.125 unidades, por encima del máximo intradía de 2.120,92 puntos de la semana pasada.

Por su parte, el índice compuesto del mercado Nasdaq subía un 0,49 % (23,51 puntos) hasta 5.115,59 enteros, con lo que seguía su «rally» alcista de los últimas días y recuperar los niveles de hace 15 años tras el estallido de la burbuja de las «punto.com».

Después de cerrar el viernes con dos nuevos récords del S&P 500 y el Nasdaq, los operadores en el parqué neoyorquino arrancaban la semana decantándose por las compras a la espera de la reunión de dos días de la Reserva Federal que comienza mañana.

La temporada de resultados continuará hoy con Apple, que se conocerá al cierre de los mercados, mientras que durante la semana se publicaron varios indicadores económicos de relevancia, como el PIB del primer trimestre y el gasto de los consumidores.

Salvo el de empresas de servicios públicos (-0,08 %), el resto de sectores en Wall Street arrancaron con avances: energético (0,99 %), materias primas (0,64 %), tecnológico (0,44 %), financiero (0,22 %), sanitario (0,20 %) e industrial (0,15 %).

A la espera de sus cuentas, Apple (2,07 %) lideraba las ganancias en el Dow, por delante de Disney (1,44 %), Travelers (0,89 %), JPMorgan (0,83 %), Intel (0,77 %), DuPont (0,69 %), Nike (0,62 %), Merck (0,56 %) y General Electric (0,49 %).

Al otro lado de la tabla encabezaba las pérdidas American Express (-0,69 %) por delante de Microsoft (-0,55 %), Home Depot (-0,52 %), Walmart (-0,30 %), McDonald’s (-0,28 %), Procter & Gamble (-0,17 %) y Caterpillar (-0,01 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas subía a 57,44 dólares el barril, el oro avanzaba a 1.185,6 dólares la onza, la rentabilidad de la deuda pública a 10 años avanzaba al 1,943 % y el dólar ganaba terreno al euro, que se cambiaba a 1,085 dólares.