Austin (EE.UU.), 24 abr (EFE).- Un juez de Dakota del Sur (EE.UU.) suspendió la ejecución del preso Rodney Berget, condenado a muerte por el asesinato de un guardia de prisiones, la primera programada desde 2012 en ese estado, informaron hoy las autoridades.

Berget, de 52 años, iba a ser ejecutado con una inyección letal entre el 3 y el 9 de mayo, pero el juez aceptó un recurso de sus abogados para suspenderla de forma temporal.

Los hechos se remontan al 12 de abril de 2011, cuando Berget y su cómplice Eric Robert asesinaron al guardia de prisiones Ronald Johnson en un intento de fuga.

Uno de ellos se disfrazó con la ropa del guardia asesinado y trató de sacar al otro escondido en una caja, pero fueron interceptados antes de salir de la cárcel.

Ambos fueron condenados a muerte y Robert fue ejecutado un año después.

El procurador general de Dakota del Sur, Marty Jackley, dijo en un comunicado que el objetivo del estado sigue siendo que la ejecución «se lleve a cabo en el momento oportuno».

Cuando trató de escapar, Berget cumplía una condena de cadena perpetua por el intento de asesinato de su exnovia y su entonces novio en 2003 y por el secuestro y violación de una mujer ese mismo día.

Uno de los hermanos de Berget, Roger, ya fue ejecutado en el año 2000 en Oklahoma por asesinar a un hombre al que trataba de robar el vehículo trece años antes.

Desde que el Tribunal Supremo de Estados Unidos reinstauró la pena de muerte en 1976, Dakota del Sur tan solo ha ejecutado a tres presos, uno en 2007 y dos en 2012, uno de ellos el cómplice de Berget.

En su corredor de la muerte tiene a otras tres personas, siendo así uno de los estados con menos presos esperando la ejecución.