Miami (EEUU), 10 may (EFE).- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó hoy el «excesivo despliegue de fuerza» durante un operativo policial en una propiedad del director del diario mexicano Vanguardia, Armando Castilla Galindo, en el estado de Coahuila.

Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, censuró en una carta enviada al gobernador del citado estado mexicano, Rubén Moreira Valdez, el «exagerado operativo de allanamiento con maquinaria pesada y armas de fuego».

El hecho se produjo el pasado viernes e involucró a una treintena de agentes de la Policía y otros efectivos policiales, una acción «solo comparable a la que se pude imponer a un delincuente», señaló Paolillo.

El comando armado de la Secretaría de Gobierno de Coahuila, al noreste del país, irrumpió de manera violenta en una propiedad de Castilla Galindo en la ciudad de Saltillo, en cumplimiento de una orden judicial por una demanda hipotecaria, precisó la SIP, con sede en Miami (Florida, EE.UU.).

Paolillo criticó esta acción que supone una «obstrucción al derecho a la defensa de Castilla Galindo, al que se le impidió, junto a su representante legal, ingresar a los predios» durante el operativo.

«La manera exagerada en la que fue efectuada esta maniobra genera sospechas sobre posibles represalias contra el diario y sus periodistas, al ocurrir pocos días después de la denuncia de actos de difamación, vigilancia e intimidación contra sus reporteros», agregó Paolillo.

Además indicó que esto originó un pedido de medidas cautelares de parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para garantizar la integridad física del personal, las instalaciones y equipos de Vanguardia.

Paolillo pidió al gobernador que «este tipo de medidas de fuerza no se repitan» y que «se respeten todas las garantías al debido proceso que tiene Castilla Galindo como cualquier otro ciudadano protegido por la Constitución», además de solicitar que se adopten las medidas de protección formuladas por la CNDH.