Nueva York, 19 mar (EFEUSA).- Un hombre fue condenado hoy a 20 años de prisión por el asesinato de su hijo de cinco años a quien dio de comer pizza con veneno de ratas y luego lo sumergió en la bañera, con el fin de vengarse de su esposa.

También dio de comer de la misma pizza a su hija, que sobrevivió, informó la fiscalía del condado de El Bronx.

Leonardo Espinal, de 49 años, se había declarado culpable el pasado mes de los cargos de asesinato e intento de asesinato de sus hijos en 2012, y hoy,escuchó su sentencia en la Corte Suprema de El Bronx por la muerte de su hijo Steward.

También fue sentenciado a otros 15 años, que cumplirá de forma concurrente, más cinco años bajo supervisión, cuando salga de la cárcel, por las lesiones causadas a su hija Mia, quien entonces tenía siete años de edad.

Durante la audiencia, el juez escuchó una carta enviada por la madre de los niños, Rosaura Abreu, en la que recordó la última vez que vio a su hijo, quien le seguía por todos los rincones de la casa, y del sufrimiento de la niña por la pérdida de su hermano y el intento de su padre pro asesinarla.

De acuerdo con la fiscalía, Espinal había tenido problemas con su esposa, que le había botado del apartamento donde vivía la familia. Agrega que cuando descubrió que Abreu se estaba viendo a otro hombre, ideó su plan de matar a los niños para vengarse.

Espinal escribió una carta y luego dio de comer a los niños y él también comió de la pizza. La niña vomitó al ingerir el veneno, señaló además la fiscalía en el comunicado, que agrega que el niño se evacuó, tras lo cual el padre se encerró con él en el baño de la casa.

Su suegra llamó al servicio de emergencias 911 y cuando la policía derribó la puerta Espinal estaba aturdido y el niño en la bañera, muerto por envenenamiento y por haber sido sumergido en agua. EFEUSA