Washington, 11 dic (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, y su colega chino, Xi Jinping, siguen comprometidos a lograr un “acuerdo ambicioso” en la Cumbre del Clima de París (COP21), informaron hoy fuentes de la Casa Blanca.

Obama y Xi, que dirigen los dos países más contaminantes del mundo, defendieron ese objetivo en una conversación telefónica que mantuvieron este jueves por la noche, precisó el Gobierno de EE.UU. en un comunicado.

Ambos mandatarios hablaron para “coordinar esfuerzos” en la cumbre de París, y coincidieron en que la COP21 ofrece “una oportunidad crucial para galvanizar los esfuerzos globales a fin de responder al desafío del cambio climático”.

Además, Obama y Xi “se comprometieron a que sus equipos negociadores en París continúen trabajando juntos y con otros, de forma estrecha, para alcanzar un acuerdo climático ambicioso”, agregó el comunicado.

El presidente ya habló esta semana con otros líderes de países emergentes, como la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, con quien acordó el pasado 7 de diciembre “trabajar juntos para alcanzar el éxito” en la reunión de París.

Asimismo, Obama dialogó este jueves por teléfono con el presidente Francia, François Hollande, y ambos mostraron su disposición a conseguir un acuerdo “ambicioso y duradero” en la cumbre del clima.

La nota oficial de hoy se divulgó después de que el presidente de la COP21 y ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, afirmara hoy que este sábado estará “en condiciones” de presentar un acuerdo que está “seguro” de que será aprobado por las partes.

“Ya casi estamos al final del camino y soy muy optimista, el trabajo preparatorio ha sido muy bueno”, aseguró Fabius, que, tras una larga madrugada de negociaciones, anunció que el texto no estaría listo para hoy, como se había previsto inicialmente.

El presidente de la COP21 aseguró que los representantes de los 195 países, incluidos los de la Unión Europea (UE), han “trabajado mucho estos últimos días y esta mañana”.