Como una forma de incentivar el turismo y generar empleo. Así presentó ayer, el presidente Barack Obama una nueva medida que expeditará el sistema de aplicación y otorgamiento de visas. Un anuncio que sus críticos evaluaron como otra estrategia de campaña.

Desde Florida, un estado clave para la elección presidencial y cercano en la carrera de las primarias republicanas, el mandatario presentó su nueva estrategia. Una que promete crear un millón de empleos en los próximos 10 años.

«Mientras más personas visiten Estados Unidos, más estadounidenses volverán a trabajar», enfatizó el Presidente desde Walt Disney, acompañado por la emblemática imagen del castillo de Magic Kingdom.

«Necesitamos ayudar a todos los negocios del país a que crezcan y creen trabajos, compitan y ganen. Así es como vamos a reconstruir la economía», aseguró Obama.