Washington, 6 dic (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó hoy el tiroteo de San Bernardino (California), que causó 14 muertos y 21 heridos el pasado miércoles, como “un acto de terrorismo” dirigido a “matar gente inocente”.

En un discurso desde el Despacho Oval de la Casa Blanca televisado a la nación, Obama informó a los estadounidenses sobre los últimos detalles de la investigación de la masacre, cuyos autores -subrayó- siguieron el “oscuro camino de la radicalización”.