Washington, 8 jun (EFE).- El primer ministro indio, Narendra Modi, instó hoy al Congreso de EE.UU. a que ambos países profundicen sus lazos en materia de seguridad, educación y desarrollo, tras su “exitosa colaboración” comercial y considerando el notable crecimiento económico que está experimentando el país asiático.

En un discurso ofrecido ante la sesión conjunta del Legislativo estadounidense, la primera de un mandatario indio en más de una década, Modi insistió en que un fortalecimiento de las relaciones entre EE.UU. y la India en materia antiterrorista ayudará a encarar los retos a los que se enfrenta el mundo.

“La India está ya asumiendo sus responsabilidades en asegurar la región del océano Índico. Una colaboración robusta entre India y EE.UU. puede anclar la paz, la prosperidad y la estabilidad desde Asia a África y del océano Índico hasta el Pacífico”, aseveró el mandatario.

“También puede ayudar a garantizar la seguridad de las rutas marítimas del comercio y la libertad de navegación en los mares”, consideró Modi, quien subrayó la cercanía geográfica a la India de algunos de los países donde el grupo yihadista Estado Islámico (EI) tiene más fortaleza.

El primer ministro indio reiteró que, “a pesar de que la sombra (del terrorismo) se extiende por todo el mundo, se incuba en los barrios vecinos de la India”, por lo que instó a los miembros del Congreso estadounidense a “enviar un mensaje claro” a los que predican y practican el terrorismo “por beneficio político”.

Modi resaltó la capacidad de ambos países para crear importantes lazos en materia de “ciencia, tecnología e innovación” para ayudar “a luchar contra el hambre, la pobreza, las enfermedades y el analfabetismo en diferentes partes del mundo”, algo que “está abriendo nuevas oportunidades para el aprendizaje” y el desarrollo.

“Así, mientras nos embarcamos en un nuevo viaje, y en buscar nuevas metas, vamos a centrarnos no sólo en cuestiones rutinarias, sino en ideas de transformación”, alentó el mandatario a los legisladores desde el atril principal del Congreso.

Por ello, el primer ministro propuso impulsar no sólo la creación de riqueza, sino incrementar “el valor de las sociedades”; no enfocar los esfuerzos únicamente en las “ganancias inmediatas”, sino también en “beneficios a largo plazo”; y no construir “un futuro brillante” únicamente para ambos pueblos, “sino ser un puente hacia un mundo más unido, humano y próspero”.

En un guiño más distendido, Modi hizo referencia a los más de 30 millones de estadounidenses que practican yoga, una disciplina física y mental de origen indio sobre la que bromeó diciendo que aún no han “reclamado su propiedad intelectual”.

El mandatario indio no quiso concluir su oportunidad de dirigirse al Legislativo estadounidense sin aludir a los importantes retos en materia de medioambiente en los que ambos países están trabajando, algo que ya trató este lunes con el presidente Barack Obama.

“Para nosotros en la India, vivir en armonía con la madre Tierra es parte de nuestra creencia antigua. Y, tomar de la naturaleza sólo lo más esencial, es parte de la filosofía de nuestra civilización”, explicó.

“Nuestra sociedad, por lo tanto, tiene el objetivo de equilibrar las responsabilidades con las capacidades y también se centra en las nuevas formas de aumentar la disponibilidad y el uso de las energías renovables. Un fuerte apoyo de EE.UU. para nuestra iniciativa de formar una alianza internacional solar es uno de esos esfuerzos”, agregó.

Los dos mayores contaminadores del mundo, Estados Unidos y China, se comprometieron en una ceremonia en abril en las Naciones Unidas a completar esos procesos este año y, en el caso de Pekín, antes de la cumbre del G20 (grupo de países avanzados y emergentes) prevista para septiembre.

La inclusión del compromiso de ratificación de la India, el tercer mayor contaminante global, sitúa más cerca el objetivo de la entrada en vigor del pacto climático firmado en París el año pasado, que busca mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de 2 grados centígrados respecto a los niveles preindustriales.

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el republicano Paul Ryan, auspició con Modi el primer discurso de un mandatario ante la sesión conjunta del Congreso desde que él ocupa el cargo, y calificó de “honor” su presencia ante los legisladores.

“Habló elocuentemente sobre la importancia de una fuerte relación EE.UU.-India para promover la paz y la libertad en todo el mundo. Dada la importancia de la lucha contra la pobreza, fue alentador escuchar el firme compromiso del primer ministro en hacer que todos tengan la oportunidad de mejorar”, afirmó Ryan en un comunicado tras la intervención.

Además de su entrevista con Obama, dentro de su visita oficial a Estados Unidos Modi visitó el lunes la tumba al soldado desconocido en el cementerio militar de Arlington, a las afueras de Washington, y se reunió con la fiscal general del país, Loretta Lynch.

Tras su intervención en el Congreso, después viajará a México, última etapa de una gira que lo llevó también a Afganistán, Catar y Suiza.