EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

Washington, 18 sep (EFE).- Los republicanos se han distanciado de la protesta, prevista para este sábado ante el Capitolio. Con el fin de mostrar apoyo a los más de 600 detenidos por el asalto a la sede del Congreso de EE.UU. en enero pasado por parte de una turba de seguidores del expresidente Donald Trump (2017-2021).

Pese a que algunos legisladores de extrema derecha han manifestado su empatía con los detenidos en los últimos meses. Y hasta los han descripto como «prisioneros políticos», ninguno ha confirmado su asistencia a la manifestación.

El senador de Dakota del Sur John Thune, el «número dos» de los republicanos en la Cámara Alta», señaló, citado por el The New York Times, que «hay mucha gente claramente enfadada que quiere marchar hacia el Capitolio».

EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

Aun así, «no he hablado con ningún republicano aquí en el Senado que haya promovido o permitido algo como eso», dijo.

El líder de la minoría conservadora en la Cámara Baja, Kevin McCarthy, indicó esta semana que no esperaba que ningún legislador de su partido asistiera a la protesta.

Ni siquiera la congresista Marjorie Taylor Greene, seguidora del movimiento conspiratorio QAnon. Y una de las políticas republicanas que más apoyo ha expresado a los detenidos, ha afirmado que tampoco estará presente en la marcha.

El jueves, Trump condenó en un comunicado el enjuiciamiento penal de cientos de sus seguidores, pero no mencionó la protesta de este sábado.

Entretanto, y en anticipación de posibles disturbios, en los últimos días se ha instalado una valla negra en los alrededores del Capitolio. Las fuerzas de seguridad están en alerta máxima y ubicadas en la zona.

EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

La Policía anunció el viernes que había incrementado la seguridad en toda la ciudad de Washington para evitar choques entre simpatizantes de Trump y contramanifestantes.

Está previsto que al mediodía de este sábado comiencen al mismo tiempo dos marchas. La de los partidarios de Trump, que se reunirán en la Union Square para marchar hacia el Capitolio; y la concentración de los contramanifestantes, entre los que se incluyen grupos antifascistas.

Los contramanifestantes se reunirán en la Freedom Plaza, aproximadamente a 1,6 kilómetros de los seguidores de Trump. Y según informaron tienen previsto dar un ambiente festivo a su reivindicación con comida, música y actividades educativas.

El objetivo de los simpatizantes de Trump será apoyar a las 600 personas que fueron detenidas por irrumpir el 6 de enero en la sede del Congreso. Con el objetivo de impedir la ratificación de la victoria en las elecciones de noviembre de 2020 del candidato demócrata y actual presidente, Joe Biden.

Cinco personas murieron, entre ellas un policía, y además cuatro agentes se han quitado la vida en los meses posteriores. Hubo más de 130 policías heridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *