Beirut, 16 dic (EFE).- El sistema sanitario del Líbano está al borde del colapso por la enorme carga de pacientes que soporta a causa de la crisis de los refugiados sirios, advirtió hoy el ministro libanés de Salud, Wael Bu Faur.

“Nuestro sistema de salud ha llegado al límite de su capacidad debido al inmenso flujo de refugiados”, dijo Bu Faur durante la inauguración del Centro de Pediatría Carlos Slim en el hospital estatal de la Karantina.

En declaraciones recogidas por medios nacionales, el ministro afirmó que “la masiva llegada de desplazados sirios provoca a veces la muerte de niños libaneses y sirios porque no hay lugar para ellos en cuidados intensivos, en especial en Akkar (norte del país) y la Bekaa (este)”.

“La capacidad de absorción de los hospitales no corresponde a las necesidades actuales de crecimiento”, alertó.

El Líbano, cuya población es de alrededor de cuatro millones de habitantes, acoge a más de 1.100.000 sirios según la ONU, aunque las autoridades elevan esa cifra a más de 1.500.000.

El centro de pediatría fue construido gracias a una donación del magnate mexicano de origen libanés Carlos Slim, así como a la contribución del Ministerio de Salud.