Washington, 3 ago (EFE).- Las ventas en Estados Unidos de Fiat Chrysler (FCA) en el mes de julio aumentaron un 6 % y se situaron en 178.027 vehículos, las mejores para ese mes que la compañía automovilística ha registrado desde 2005.

De las seis marcas del grupo, cuatro tuvieron ganancias de ventas en julio mientras que dos, Dodge y Fiat, perdieron demanda.

Las ventas de Jeep, marca especializada en la producción de todoterrenos y todocaminos, aumentaron un 23 % y se situaron en 73.216 vehículos. La marca lleva 22 meses consecutivos de aumento de las ventas en relación con el mismo mes del año anterior.

Por su parte, la marca Chrysler ganó un 10 % con 25.722 unidades, y Ram (especializada en la producción de camionetas y furgonetas) un 1 % con 38.157 vehículos. Además, Alfa Romeo vendió 48 unidades de su deportivo Alfa 4C.

En el lado negativo, se situaron Dodge y Fiat. La primera perdió un 13 % de sus ventas con 37.649 unidades mientras que la segunda un 15 %, con 3.235 unidades.

Reid Bigland, responsable de ventas en Estados Unidos del grupo FCA, dijo en un comunicado que, con el incremento en ventas del 23 % de la marca Jeep, lograron «64 meses consecutivos de aumento en ventas» para el conjunto de la empresa.

Los modelos de más ventas del grupo durante julio fueron Chrysler 200, Dodge Challenger, Dodge Journey, Jeep Wrangler, Jeep Cherokee, Jeep Patriot, Jeep Compass y Ram ProMaster.