Este martes 20, el presidente de EEUU, Barack Obama, propondrá en su discurso del Estado de la Unión  que el Congreso apruebe un aumento de los impuestos y tasas a los más ricos y grandes entidades financieras para recortar los tributos a la clase media, informaron medios locales.

Obama, comparecerá ante el Congreso en pleno del país a las 9:00 pm, hora de Washington, DC, para el tradicional “State of the Union” en el que hará balance del último curso político y de la situación por la que atraviesa la Unión Americana.

En lo que será su penúltimo discurso de este tipo en Washington, varios son los asuntos que se espera concentren la alocución de Obama. Quizás el que más protagonismo ha cobrado en las últimas semanas es la posible reforma fiscal que pretende acometer el presidente de EEUU antes de abandonar la Casa Blanca de aquí a 23 meses.

La actual administración quiere dejar un legado fiscal favorable a los demócratas de cara a las elecciones presidenciales de 2016, y para ello prepara un paquete de medidas encaminadas a elevar los impuestos a las clases más ricas y las empresas y bancos de Wall Street para aligerar la carga impositiva de las clases medias y bajas.

Con este programa fiscal, bautizado ya como Plan ‘Robin Hood’, la Casa Blanca estima que podría recaudar unos 320.000 millones de dólares durante la próxima década, dinero que, se afirma, se destinaría a facilitar estudios universitarios o planes de pensiones a los sectores con menos oportunidades.

La bancada republicana ya ha tachado de “utópica y populista” la nueva reforma fiscal y, con vistas a finales de 2016, se espera un amplio rechazo de los conservadores a la última gran bala de Obama como presidente. Por su parte, muy pendientes estarán también las filas demócratas, en especial Hillary Clinton, más que presumible candidata de los liberales a la Presidencia.

Otro de los frentes que se espera que aborde el presidente es el de Cuba. La descongelación de las relaciones entre Washington y La Habana ordenadas hace unas semanas por Obama tienen este jueves su primera fecha clave. Entonces, representantes de ambas administraciones se reúnen en la capital cubana, en lo que es una primera toma de contacto entre ambos países en décadas, para dibujar una hoja de ruta en lo que a las relaciones bilaterales de los próximos años se refiere.

Asimismo, la actual administración presentará de manera oficial un marco legislativo sanitario nuevo encaminado a recompensar al funcionariado y los medios de comunicación hacen cábalas de última hora sobre otras medidas a anunciar este martes.

Entre los pronósticos que más fuerza cogen señalan a la gratuidad de matrícula en colegios comunitarios, al aumento de la banda ancha de Internet y de la ciberseguridad en la red y a las últimas novedades en la llamada ‘guerra contra el terrorismo’.

Sueños hispanos presentes en el Congreso

En el discurso en el Capitolio también presentes tres representantes de la comunidad hispana. Ana Zamora, una “dreamer se encuentra en la bancada de más de 20 personalidades invitadas por Michelle Obama. La joven indocumentada que llegó al país a temprana edad y que han crecido y estudiado en Estados Unidos, como muchos otros,  ha podido regularizar su situación gracias a una acción ejecutiva del presidente .

Zamora envió una carta a Obama en la que explicaba los sueños de su familia inmigrante y los efectos que tuvo la acción diferida en regularizar su situación y sus planes de futuro.

Entre los invitados también estará Nicole Hernández, una inmigrante guatemalteca que se ha convertido en una reconocida investigadora del cambio climático y su impacto en comunidades hispanas.

Como ejemplo de los programas de ayuda educativa iniciados por la Casa Blanca, la primera dama invitará también a Anthony Méndez, un joven del neoyorquino barrio Bronx que tras años de sacrificios consiguió ingresar en una de las principales universidades del país