Un hombre pide dinero en una calle de Nueva York, en una fotografía de archivo. EFE/Justin Lane

Washington.- Las ayudas que puso en marcha el Gobierno de EE.UU. para lidiar con la pandemia permitieron que el índice de pobreza de país bajara al 9,1 %. Sin esos estímulos esta tasa habría llegado al 11,4 %, según informó este martes el Censo.

El año pasado el ingreso medio de los hogares en el país disminuyó un 2,9 % comparado con el de 2019. Esto en gran medida debido al impacto que tuvo sobre el mercado laboral y la actividad económica la pandemia de la covid-19.

Se trata de la primera disminución «estadísticamente significativa» en el ingreso medio de los hogares desde 2011. Afirmó Trudi Renwick, de la división de Estadísticas Sociales, Económicas y de Vivienda en la Oficina del Censo.

Eso provocó el citado aumento en el índice de pobreza en 2020, año en el que hubo 37,2 millones de personas bajo esa condición. Un aumento de aproximadamente 3,3 millones con respecto al año anterior.

Sin embargo, si se tienen en cuenta todas las ayudas y subsidios distribuidos por el Gobierno desde marzo de 2020, la llamada medida suplementaria de pobreza disminuyó del 11,8 % en 2019 al 9,1 % en 2020, explicó el Censo.

Esos estímulos incluyeron la distribución de cheques de 1.200 dólares a la mayoría de la población de clase media y de bajos ingresos. Según la agencia, sacaron de la pobreza a 11,7 millones de personas.

Asimismo, estos subsidios impidieron que otros 5,5 millones de personas cayeran en la pobreza. Definida como un ingreso anual inferior a los 26.200 dólares para una familia de cuatro personas.

El año pasado, el índice de pobreza entre los hispanos fue del 17 %. Comparado con 8,2 % entre los blancos y de 19,5 % entre los afroamericanos.

En 2020, el ingreso medio de los hogares fue de 67.521 dólares comparado con uno de 69.560 dólares el año anterior y persistieron las diferencias en los ingresos entre diferentes grupos de la sociedad.

Mientras que el ingreso medio de los hogares asiáticos (94.900 dólares) y de los blancos no hispanos (74.900 dólares) superaron los ingresos medios reales, el de los hogares hispanos (55.300 dólares) y de los afroamericanos (45.900) estuvieron por debajo del ingreso medio nacional.

Esto refleja, entre 2019 y 2020, una disminución del 2,7 % en el ingreso medio de los blancos no hispanos; del 4,5 % entre los asiáticos y del 2,6 % entre los hogares hispanos.

Por otro lado, según los datos presentados por el censo, en el año en el que se inició la pandemia de covid-19 el 91,4 % de la población de EE.UU. tuvo cobertura de un seguro médico, aunque un 8,6 %, 28 millones de personas, no tuvo cobertura en algún momento de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *