<familiashispanasAtlanta (GA), 11 nov (EFEUSA).- La época festiva que se avecina provoca estrés en las personas que cuidan a un familiar o amigo de la tercera edad, debido en gran medida a necesidades financieras, de acuerdo con un reporte divulgado.

El estudio fue realizado por la fundación AARP y Ad Council y por eso están lanzando una nueva campaña que busca brindar apoyo y recursos a las familias de origen hispano que cuidan de sus seres queridos a través de nueva serie de anuncios dirigidos a esta comunidad.

“Es muy importante que una campaña como la que está iniciando hoy AARP reconozca a estas personas que cuidan de sus familiares y ponga a disposición de las familias latinas recursos extensos”, dijo a Efe Lyda Arévalo, portavoz de AARP y experta en este tema.

Los anuncios de la campaña se transmitirán a nivel nacional esta semana, coincidiendo con el Mes Nacional de las Personas que Cuidan de un Familiar que se conmemora en noviembre.

De acuerdo con datos de la campaña, uno de cada tres hogares hispanos tiene una persona que se dedica a cuidar de un familiar o amigo, aunque la mayoría de ellos no se identifican a sí mismos como personas que cuidan de alguien.

De acuerdo con Arévalo, los hispanos tienden a ver como una “obligación o un deber” el cuidar de un padre o pariente mayor de edad, lo que puede provocar que sean menos propensos a buscar recursos o apoyo adicional para ayudarse con esta labor.

“Nosotros los latinos tenemos culturalmente la tendencia a considerar un deber, una obligación y un honor el cuidar de nuestros adultos mayores y por ello se tiende a reportar menos cuando hay problemas de estrés o depresión”, aseveró la experta.

Asimismo, los hispanos que cuidan de sus familiares lo hacen de forma más “intensiva” que otros grupos, un 63 por ciento en comparación con un 51 por ciento entre el resto.

Según cifras de AARP, existen 42.1 millones de personas que cuidan de familiares y amigos de mayor edad en Estados Unidos que ofrecen cuidados no remunerados por un valor estimado de 450 mil millones de dólares.

Y es precisamente ese “malabarismo” para encontrar el equilibrio entre las responsabilidades cotidianas y el cuidado de un familiar el que puede ocasionar estrés y por ende un mayor riesgo de depresión, ansiedad, enfermedades cardiovasculares, además de problemas financieros.

“Es importante hacerle entender a los latinos que es necesario pedir ayuda y que cuando pedimos ayuda estamos siendo mejor personas para poder cuidar de otros”, señaló Arévalo.

Los nuevos anuncios son un recordatorio de la forma en que los roles cambian con el tiempo con escenas cotidianas que destacan las nuevas funciones que juegan los niños a medida que crecen, hasta convertirse en los responsables de cuidar a sus propios padres.

A través de los anuncios de servicio público, se insta a quienes tienen a su cargo a un familiar a visitar los sitios en internet, en inglés (aarp.org/caregiving) y en español (aarp.org/cuidar) para tener acceso a recursos y contacto con expertos y otras personas en su misma situación.

El estudio de AARP y Ad Council entrevistó a 1.200 mujeres de entre 40 y 60 años de edad, y tanto hispanas (45 por ciento) como no hispanas (53 por ciento) que apuntaron que carecer de dinero suficiente es la mayor fuente de estrés para ellos durante las fiestas de fin de año.

Tanto los encuestados hispanos (51 por ciento) como los no hispanos (44 por ciento) encargados del cuidado de un familiar o amigo dijeron que tener a toda la familia unida era una de las tres razones más importantes durante las fiestas de fin de año.

AARP también presentará un nuevo recurso de apoyo para quienes cuidan a familiares, que contará con un panel de expertos y asesores disponibles para consultas relacionadas sobre temas tan diversos como salud, nutrición, cuidados a largo plazo y atención a las personas mayores, así como una línea telefónica de ayuda (1-888-971-2013). EFEUSA