Naciones Unidas, 24 oct (EFE).- Naciones Unidas pidió hoy a las partes del conflicto sirio que faciliten evacuaciones médicas de heridos y enfermos en Alepo oriental y les recordó que se trata de su obligación bajo las normas internacionales.

“Estos son requisitos mínimos bajo las leyes humanitarias y de derechos humanos internacionales y su cumplimiento es una obligación para todas las partes”, dijo el portavoz Stéphane Dujarric en su conferencia de prensa diaria.

Dujarric aseguró que la ONU está “muy decepcionada” por no haber visto durante el fin de semana las evacuaciones que se esperaban, al no haber “suficientes garantías de seguridad”.

La organización, señaló, tampoco recibió las “garantías adecuadas” para poder llevar ayuda humanitaria a la población sitiada en el este de Alepo.

Hoy, Rusia lamentó que las agencias humanitarias de la ONU no pudieran aprovechar la pausa en los bombardeos por parte de su aviación y del régimen sirio para garantizar la salida de aquellos civiles necesitados de ayuda.

“Anteriormente, en la ONU nos aseguraron que estaban dispuestos a evacuar hasta 200 enfermos y para ello Rusia decidió cesar el fuego. De esa zona fueron sacados dos personas que, según se supo después, renunciaron a ser evacuados”, señaló el viceministro de Exteriores ruso, Guennadi Gatílov, a la agencia Interfax.

Gatílov dijo que a Rusia “le decepciona la incapacidad” de las agencias internacionales para llevar a cabo sus promesas y les instó a “trabajar de manera más seria con los opositores y sus patrocinadores para que no obstaculicen la operación humanitaria”.

Rusia descartó hoy una nueva tregua humanitaria en Alepo hasta que la oposición rompa con los yihadistas.

Una vez expiró el sábado la pausa declarada por Rusia, el Ejército sirio reanudó el domingo los ataques contra Alepo, ofensiva en la que contó con el apoyo de la aviación y de las milicias libanesas de Hizbulá.