Naciones Unidas, 20 oct (EFE).- La ONU confió hoy en que cualquier queja sobre un posible fraude electoral en EE.UU. se lleve por los cauces legales establecidos, en respuesta a las dudas sobre el proceso sembradas por el candidato republicano, Donald Trump.

«Cualquier reclamación relacionada con el proceso debe ser abordada a través de los medios constitucionales y legales establecidos», dijo el portavoz Stéphane Dujarric preguntado al respecto.

Dujarric dejó claro que ese mensaje es el mismo que Naciones Unidas daría ante una cuestión similar en cualquier otro país y recordó que la organización «no tiene ningún papel» en la celebración de los comicios, por lo que no puede comentar sobre el proceso en sí.

En el último debate electoral de la campaña, Trump dejó en el aire si aceptará o no el resultado de las votaciones e insistió en que están «amañadas».

Hoy, el magnate neoyorquino se mantuvo en esa postura y aseguró que aceptará lo que dicten las urnas el próximo 8 de noviembre «si gana».

Trump recalcó que se reserva «el derecho a impugnar o presentar un desafío legal en caso de un resultado cuestionable», si bien se declaró dispuesto a reconocer un «resultado electoral claro».