Naciones Unidas, 15 oct (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, felicitó hoy a Birmania por el alto el fuego sellado con las guerrillas de ocho minorías y confió en que el acuerdo inicie una nueva era de paz en el país.

“Naciones Unidas reconoce que la consolidación de un alto el fuego en todo el país y el inicio de un diálogo político completo abrirán el camino a nueva senda de paz sostenible tras décadas de guerra civil”, señaló Ban a través de un comunicado de su portavoz.

La ONU recordó que el conflicto “ha costado numerosas vidas, ha desplazado a miles de personas de sus hogares y ha arrebatado a sucesivas generaciones de su dignidad, tranquilidad y normalidad”.

Para Ban, el compromiso del Gobierno birmano para trabajar por una unión federal basada en la democracia y la igualdad supone un “hito” y debe pasar por una ampliación de las negociaciones mantenidas para el alto el fuego.

Por ello, llamó a todos los actores, tanto a los que han firmado el pacto como a los que no, a trabajar juntos para garantizar un futuro de paz.

“Esto requerirá cooperación, determinación y un compromiso para reforzar la confianza y superar los problemas del pasado”, señaló el secretario general de la ONU, que destacó la “paciencia y perseverancia” demostrada por las partes en las negociaciones.

Además, adelantó que las Naciones Unidas seguirán dispuestas a apoyar al país en la “siguiente fase del proceso de paz”.

El alto el fuego firmado hoy entre el Gobierno de Birmania (Myanmar) y las guerrillas de ocho minorías supone en un primer paso para poner fin a más de seis décadas de insurgencia, pero no tiene por ahora el respaldo de las organizaciones más activas.

Entre los que no firmaron está el Ejército del Estado Wa Unido, considerado el mayor grupo y el mejor armado del país y el Ejército por la Independencia Kachin, que mantiene combates con el ejército birmano tras romper el cese de hostilidades bilateral en 2011.

El pacto culmina dos años negociaciones y lo hace a pocas semanas de las elecciones generales del 8 de noviembre.