Naciones Unidas, 19 oct (EFE).- La ONU confirmó hoy la disposición del Gobierno yemení a participar en un diálogo para llevar la paz al país y avanzó que va a trabajar para hacer posible una negociación directa que termine con el conflicto.

El enviado especial de la organización para Yemen, Ismail Uld Sheij Ahmed, trabajará durante las próximas semanas con representantes del Ejecutivo, de los rebeldes hutíes y de sus aliados para preparar las negociaciones, según indicó el portavoz de Naciones Unidas Stéphane Dujarric.

El objetivo, explicó, es asegurar unas conversaciones “cara a cara” que creen la base para una “paz sostenible”.

El enviado de la ONU tiene previsto viajar esta semana a Nueva York para informar al Consejo de Seguridad sobre los últimos avances y mantener encuentros bilaterales, dijo Dujarric.

Ahmed puso fin hoy a una visita a Riad, donde se reunió entre otros con el presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, quien ha aceptado mantener negociaciones bajo los auspicios de la ONU con los hutíes y su principal aliado, el expresidente Ali Abdalá Saleh, que ya habían dado el sí a la propuesta de Naciones Unidas.

Hasta ahora, los esfuerzos que la ONU mantiene desde hace meses para lograr una solución diplomática al conflicto no han tenido éxito.

Las fuerzas progubernamentales, con el apoyo de la coalición árabe liderada por Arabia Saudí, han logrado, desde este verano, recuperar el control de grandes áreas del sur del país que estaban en manos de los rebeldes hutíes.

Más de 4.900 personas han fallecido en la guerra civil, según organizaciones humanitarias y datos de Naciones Unidas, que ha denunciado que la coalición es responsable de dos tercios de los civiles muertos en el país.