Naciones Unidas, 22 abr (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, celebró hoy el anuncio del cese de los bombardeos de la coalición árabe encabezada por Arabia Saudí contra los rebeldes hutíes en Yemen y el «compromiso manifestado» para proteger a los civiles y permitir la provisión de asistencia humanitaria.

En declaraciones a los periodistas, Ban informó de que ya ha expresado su «agradecimiento más profundo» al rey saudí, Salman bin Abdelaziz, por su donación de 274 millones de dólares destinados a ayuda humanitaria en el Yemen.

Sin embargo, Ban dijo estar «preocupado» por el hecho de que la lucha se haya reanudado después de que las fuerzas árabes atacaron hoy un cuartel en la ciudad de Taiz, en el suroeste del país, y un depósito de armas cerca de la capital, Saná.

«Espero que esta fase conduzca al final para toda la lucha en Yemen», dijo el secretario general de Naciones Unidas. «Espero sinceramente que haya un fin a la violencia tan pronto como sea posible», insistió.

Según los datos difundidos hoy por el Ministerio yemení de Sanidad, en manos de los hutíes, el mes de ofensiva aérea ha causado la muerte de 951 civiles, entre ellos 134 menores de edad y 95 mujeres, así como heridas a otras 3.943 personas.