Naciones Unidas, 27 abr (EFE).- El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, subrayó hoy que la capacidad nuclear de Israel supone una amenaza para todos los países de Oriente Medio y defendió en nombre del Movimiento de Países No Alineados avanzar hacia una región libre de armas nucleares.

Zarif, cuyo país negocia con las potencias internacionales un acuerdo sobre su programa nuclear, fue el encargado de abrir el turno de intervenciones nacionales en la primera jornada de la Conferencia de Revisión del Tratado de No Proliferación (TNP) que se celebra en la sede de las Naciones Unidas.

En su discurso, el jefe de la diplomacia iraní recordó la postura de los No Alineados en favor de un Oriente Medio sin armas nucleares, un objetivo que la comunidad internacional persigue desde hace décadas pero en el que apenas se han logrado avances.

Zarif reiteró el llamamiento del bloque a Israel para que «renuncie a la posesión de armas nucleares», acceda al TNP «sin condiciones previas y sin retrasos», y ponga todas sus instalaciones nucleares bajo supervisión internacional.

Según los No Alineados, un Israel con armas atómicas «plantea una amenaza seria y continuada a la seguridad de los países vecinos».

Tras años de ausencia, las autoridades israelíes participan en esta ocasión en la Conferencia de Revisión del TNP, que se abrió hoy y que continuará hasta el próximo 22 de mayo.

En el pasado, Israel siempre ha puesto como condición para sumarse al TNP haber logrado antes la paz con Irán y los países árabes.

En nombre de los No Alineados, Zarif también se mostró hoy crítico con las potencias nucleares por no reducir el papel del arsenal atómico en sus estrategias de seguridad y, en algunos casos, por seguir modernizando su armamento.

«En el Movimiento de los No Alineados damos al desarme nuclear la prioridad más alta y reiteramos una vez más que la existencia de armas nucleares plantea la mayor amenaza para la humanidad», señaló el ministro iraní en nombre de los más de cien países parte del bloque.