Naciones Unidas, 5 jun (EFE).- El secretario general de la ONU, António Guterres, instó hoy a Israel y a Palestina a retomar las “negociaciones directas” para poner fin al conflicto que protagonizan desde 1967, del que se cumple hoy su 50 aniversario.

“La resolución del conflicto palestino-israelí pondrá fin a uno de los impulsores del extremismo violento y terrorismo en Oriente Medio y abrirá las puertas a la cooperación, seguridad, prosperidad y derechos humanos para todos”, apuntó Guterres en un comunicado.

El secretario general también pidió el fin de la ocupación de territorio palestino iniciado por Israel en 1967, y apuntó que la creación de dos Estados es la “única forma de asentar los cimientos de una paz duradera que cumple con las necesidades de seguridad de Israel y las aspiraciones de soberanía de Palestina”.

“Es la única forma de conseguir los derechos inalienables del pueblo palestino”, agregó Guterres.

La guerra árabe-israelí resultó en 1967 en la ocupación por parte de Israel de Cisjordania, Jerusalén oriental y Gaza, y derivó en el “desplazamiento de cientos de miles de palestinos y sirios”, recordó Guterres.

“Esta ocupación ha supuesto una pesada carga humanitaria y sobre el desarrollo del pueblo palestino”, que se ha visto forzado a “vivir en campos de refugiados cada vez más abarrotados, en la pobreza absoluta, y con ninguna o poca esperanza de lograr una mejor vida para sus hijos”, destacó.

Además, apuntó, el conflicto ha marcado la vida tanto de palestinos como de israelíes, y ha “alimentado ciclos recurrentes de violencia y retribución”.

“Su perpetuación lanza un claro mensaje a generaciones de palestinos que su sueño de la formación de un Estado está destino a seguir siendo un sueño; y a los israelíes que sus deseos de paz, seguridad y reconocimiento regional siga siendo inalcanzable”, opinó Guterres.

“Es el momento de poner fin al conflicto con el establecimiento de un Estado palestino independiente, hombro con hombro en paz y seguridad con el Estado de Israel”, aseveró el máximo representante de la ONU.

En 1947, sobre la base de la Resolución 181 de la Asamblea General de la ONU, la comunidad internacional acordó la creación de Estados árabes y judíos independientes, tras lo que el 14 de mayo de 1948 nació el Estado de Israel.

“Casi siete décadas después -recuerda Guterres- el mundo aún espera el nacimiento de un Estado palestino independiente”.