Guatemala, 18 dic (EFE).- El vicepresidente de Guatemala, Juan Alfonso Fuentes Soria, aplaudió hoy el programa aprobado por el Congreso de Estados Unidos para el fortalecimiento institucional en Centroamérica y aseguró que este tipo de medidas contribuirán a frenar la migración.

La meta de este programa, afirmó el vicepresidente en una intervención con motivo del Día del Migrante, es «promover» y «ayudar a generar condiciones» para que los jóvenes guatemaltecos «no tengan que irse del país» porque aquí encontrarán «oportunidades de estudiar y trabajar».

Actualmente, miles de guatemaltecos dejan cada año el país para emigrar a Estados Unidos desde donde envían importantes remesas de dinero a sus familias, depósitos que se han convertido en un eje fundamental de la economía centroamericana.

La partida aprobada hoy por el Congreso de EE.UU., dotada con 750 millones de dólares, tiene como objetivo afianzar el fortalecimiento institucional en Guatemala, El Salvador y Honduras, conocidos como Triángulo Norte de Centroamérica, dentro del paquete presupuestario acordado para el año fiscal 2016.

Además de los 750 millones de dólares para esos tres países centroamericanos, el texto incluye una partida de 100 millones más para la lucha contra el tráfico de drogas en el vecino México.

La cantidad es levemente menor a la solicitada por el presidente estadounidense, Barack Obama, quien tras la crisis de inmigración infantil que vivió el país el pasado año en la frontera sur solicitó 1.000 millones de dólares para que dichos Estados puedan trabajar por persuadir a sus ciudadanos de emigrar al norte.

Tras la ola de menores no acompañados que se agolpó en la frontera entre EE.UU. y México, principalmente provenientes de Guatemala, El Salvador y Honduras, la Casa Blanca acordó un programa de inversión en esos países en colaboración con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que asciende a 2.800 millones para el próximo año en toda la región.