Nueva York, 13 jul (EFE).- Con tres potentes martillazos, el actor Michael Douglas cerró hoy una sesión de la Bolsa de Nueva York que reafirmó el alivio que cunde en el mercado por la posibilidad de que, por fin, se pueda pasar la página del caso griego.

No se trató de una grabación para otra secuela de las películas que, representando el papel del operador bursátil Gordon Gekko, Michael Douglas llevó dos veces al cine el mundo sin escrúpulos de Wall Street, en 1987 y 2010.

No, esta vez el actor se representaba a sí mismo, no a Gordon Gekko. “Es bueno estar de regreso, esta vez en un papel legítimo”, dijo Douglas en breves declaraciones a los periodistas mientras se encaminaba a dar el martillazo final de la sesión.

En realidad fueron tres martillazos seguidos, contundentes, sonoros, casi con rabia, que Michael Douglas aplicó rodeado del equipo de la película Ant-Man, filme en el que participa y que estaba promocionando.

Fue un final para una sesión, la primera de la semana, en la que Wall Street respiró con alivio porque ve cerca el final de una crisis que ha venido obsesionando al mercado desde hace meses, aunque los efectos en la economía local son escasos.

El Dow Jones de Industriales, el principal indicador, terminó con un avance del 1,22 %. El viernes, cuando comenzaba a extenderse el optimismo por el caso griego, el Dow Jones había subido un 1,21 %, casi lo mismo de hoy.

Igual le pasó al selectivo S&P 500 y al índice compuesto del mercado Nasdaq. El primero ganó un 1,11 % y el segundo un 1,48 %, unas variaciones parecidas a las del viernes pasado.

Es la tercera sesión seguida que Wall Street termina con ganancias, aunque las del jueves fueron bastante moderadas, del 0,19 % en el caso del Dow Jones.

El alivio sobre el caso griego se extiende, pero en Wall Street aún hay recelos, porque todavía faltan muchos pasos, y tan complicados como los que se han completado.

“Si bien veo una gran subida por el alivio de hoy, no estoy seguro de que estemos fuera de peligro”, declaró a The Wall Street Journal el analista de la firma Fort Pitt Kim Forrest.

Aunque aún existen pasos claves, como el aval parlamentario a las reformas que el Gobierno de Atenas tiene que implementar, en Wall Street se comienza a pesar ya en otra cosa, porque vienen fechas que suelen mover bastante el mercado.

Aunque ha comenzado tímidamente la temporada de resultados trimestrales, el martes le toca al mayor grupo financiero, JP Morgan Chase.

Por eso el compás de espera en el que ha entrado el caso griego en las próximas fechas ayuda a que Wall Street vaya pasando la página

“Da la impresión de que hemos dado la patada a una lata en varios frentes. Los resultados probablemente ocuparán la atención central en las próximas semanas”, dijo al canal financiero CNBC la presidenta de la firma financiera Tower Bridge Maris Ogg.