brown wooden gavel on brown wooden table
Photo by EKATERINA BOLOVTSOVA on Pexels.com

Tucson (AZ), 7 dic (EFE).- La familia Cavazos en la frontera de Texas obtuvo una importante victoria al recuperar parte de sus tierras expropiadas por el Gobierno federal estadounidense para construir el muro fronterizo con México, se informó este martes.

La familia, que vive en la población de Mission junto al Río Grande (Río Bravo en México), inició una batalla legal en 2018 en contra de la Administración del entonces presidente Donald Trump, que trataba a toda costa ampliar el muro fronterizo.

“Ahora que hemos podido detener de forma exitosa la construcción de un muro absurdo en su propiedad, la familia Cavazos pueden seguir con sus vidas tranquilas”, publicó el Proyecto de Derechos Civiles de Texas (TCRP) en Twitter, donde hizo el anuncio de esta victoria.

La familia inició la querella por defender sus tierras –que han sido parte de su patrimonio desde hace un siglo- primero contra la Administración de Trump (2017-2021), pero la lucha continuó bajo la presente Administración del actual presidente Joe Biden.

En abril de 2021, la familia recibió un duro golpe cuando un juez en Texas aprobó la orden de expropiación de. 6,5 acres (2,6 hectáreas) de su propiedad.

“Quiero darles las gracias a los abogados de TCRP por su duro trabajo para recuperar nuestras tierras a lo largo del Río Grande y esencialmente parar la construcción del muro fronterizo en nuestra propiedad”, dijo Eloísa Cavazos en un mensaje enviado a los medios de comunicación.

Aunque esta es una importante victoria, aún hay cientos de casos activos de expropiación en Texas relacionados con la construcción del muro.

Aunque el presidente Biden firmó una orden ejecutiva en enero pasado para frenar la construcción de la barrera, muchos casos ya se encontraban en las cortes y continúan avanzando.

A diferencia de otros estados como Arizona, donde la mayoría de las tierras cercanas a la frontera son federales, en Texas la construcción del muro fronterizo ha enfrentado una dura pelea por parte de familias que por décadas han vivido en esta región. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *