Arizona.- Una mujer hispana de Phoenix murió horas después de dar a luz a cuatrillizos en un hospital en Phoenix, dijo el sábado una amiga de la familia.

Erica Morales, de 36 años, no alcanzó a conocer a sus recién nacidos porque falleció la madrugada del viernes luego que le practicaran una cesárea en el Centro Médico Banner Good Samaritan, señaló Nicole Todman.

Morales tenía unos siete meses de embarazo al dar a luz a tres niñas y un niño el jueves por la tarde, según Todman. La amiga fue una de las pocas personas que pudieron visitar a los bebés, que nacieron prematuramente, y afirmó que estaban bien.

Los recién nacidos quizá continuarán hospitalizados los próximos dos meses mientras se fortalecen con la asistencia de los médicos y alcanzan el peso deseado de 2,27 kilogramos (cinco libras), declaró Todman.

En la actualidad, los bebés pesan entre poco más 910 gramos y 1,36 kilogramos (entre dos y tres libras), apuntó.

Morales fue hospitalizada inicialmente con presión arterial alta. La mujer tuvo complicaciones antes de ser llevada a cirugía, dijo Todman, quien señaló que desconoce las causas del fallecimiento.

Morales, agente de bienes raíces, y su esposo, Carlos, que trabaja en el sector industrial, habían intentado tener un bebé durante años, declaró Todman. Afirmó que Morales había intentado todo, desde acupuntura hasta tratamientos para la fertilidad. Morales había sufrido un aborto antes de embarazarse en junio.

Debido a su aborto previo, Morales no quería emocionarse demasiado por la llegada de los bebés, por lo que se concentró en hacer las cosas correctamente durante su embarazo, como comer lo suficiente.

Se abrió una página en internet llamada GoFundMe para recaudar fondos para Carlos, el esposo de Morales, así como para los bebés. Para el sábado en la tarde, el sitio había recibido más de 15.000 dólares en donaciones.