Washington, 20 jul (EFE).- El exjefe del Parlamento cubano Ricardo Alarcón elogió hoy en Washington el gesto histórico del presidente de EE.UU., Barack Obama, al promover el restablecimiento de las relaciones con Cuba, que hoy se materializó con la apertura de embajadas en ambos países.

“Es justo reconocer el mérito del presidente Obama porque, después de todo, nadie se atrevió a hacer nada semejante durante más de medio siglo. Independientemente de las diferencias, siempre habrá que reconocer ese gesto que lo coloca a él para siempre en la Historia”, destacó Alarcón.

El exdiplomático formó parte de la delegación cubana, encabezada por el canciller Bruno Rodríguez, que presidió el izado de la bandera de la isla frente al edificio que desde 1977 acogía la Sección de Intereses de Cuba en Washington y donde sonó por primera vez en más de medio siglo el himno de la isla.

Alarcón celebró que EE.UU. se haya sentado a conversar “de igual a igual” con Cuba en las conversaciones de este histórico deshielo anunciado hace siete meses, el 17 de diciembre de 2014, por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro.

En la delegación cubana que viajó a Estados Unidos se encuentran, además de Alarcón, el exdiplomático Ramón Sánchez Parodi y la directora general para EE.UU. de la Cancillería, Josefina Vidal, quien lideró las negociaciones oficiales con EE.UU.

En febrero de 2013, después de diez años al frente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba (parlamento unicameral), Alarcón fue sustituido por Esteban Lazo, uno de los hombres fuertes del Partido Comunista y uno de los políticos de raza negra que más alto ha llegado en las estructuras del poder en Cuba.