Washington, 4 may (EFE).- Estados Unidos y Rusia acordaron extender el alto el fuego en Alepo (Siria), ciudad que pese a todo fue hoy escenario de fuertes combates entre rebeldes y fuerzas aliadas del presidente sirio, Bachar al Asad, según informó en un comunicado el Departamento de Estado de EE.UU.

Washington y Moscú mantuvieron contactos ayer para que se intente imponer un cese de las hostilidades en la ciudad con el objetivo de reducir la muerte de civiles y la crisis humanitaria.

Estados Unidos aseguró que, “desde que entró en vigor (el alto el fuego) un minuto pasada la medianoche de Damasco, hemos visto una reducción general de la violencia” en la provincia de Alepo, incluida la ciudad de Alepo y alrededores.