Naciones Unidas, 24 abr (EFE).- El diplomático jordano Ali al Zatari fue nombrado hoy representante especial adjunto de la ONU para Libia, un puesto desde el que apoyará al español Bernardino León en sus intentos para acabar con la crisis que vive el país.

Al Zatari tiene 35 años de experiencia dentro de las Naciones Unidas, donde ha sido coordinador en Sudán y Siria y donde ha tenido altos cargos en las áreas del desarrollo y la ayuda humanitaria, según informó la organización en un comunicado.

En Libia sustituirá al mauritano Ismail Ould Cheikh Ahmed, que ocupó el puesto hasta diciembre del pasado año, y además de representante especial adjunto será coordinador para el desarrollo y la ayuda humanitaria.

León es desde septiembre de 2014 el enviado especial de la ONU para Libia, donde trata de lograr un acuerdo entre las partes en conflicto para tratar de reconducir la difícil situación en el país.

Desde las últimas elecciones, Libia tiene dos gobiernos, uno en Trípoli y otro en Tobruk, que luchan por el poder y por el control de los vastos recursos energéticos, apoyados por líderes tribales, señores de la guerra, milicias islamistas y contrabandistas de personas, petróleo, drogas y armas.

En medio, se extienden grupos yihadistas afines al Estado Islámico (EI) y a la organización de Al Qaeda en el Magreb Islámico.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, también anunció hoy el nombramiento de un nuevo coordinador especial adjunto para el Líbano, un cargo que ocupará el suizo Philippe Lazzarini.