Washington, 25 abr (EFE).- Estados Unidos condenó hoy el “bárbaro” asesinato de un empleado de su embajada en Bangladesh que defendía los derechos de los homosexuales en ese país e instó a las autoridades de ese país asiático a hacer todo lo posible para juzgar a los responsables de ese crimen.

“Estamos indignados por el bárbaro ataque contra Xulhaz Mannan, un querido miembro de nuestra embajada y valiente activista por los derechos de los LGTB, es decir, los derechos humanos”, dijo el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., John Kirby, en su conferencia de prensa diaria.

Mannan y otro hombre fueron asesinados hoy en Dacca (Bangladesh), y ambos pertenecían al colectivo Roopbaan, creador de una revista homónima por los derechos de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (LGTB).

“Un acto como este es simplemente inefable, injustificable, inexcusable. Nuestro más sentido pésame está con su madre, su familia, sus amigos y sus compañeros, así como todos los que conocían y querían al otro individuo que fue brutalmente asesinado junto a él”, indicó Kirby.

En Bangladesh, la homosexualidad está estipulada como delito y la sección 377 del Código penal prevé penas de hasta cadena perpetua y aunque en la práctica las demandas no prosperan en los tribunales, la comunidad sufre continuos casos de discriminación.

No obstante, estos asesinatos suponen el primer ataque de este tipo a esta comunidad en el país y Estados Unidos prevé “apoyar a las autoridades bangladesíes en sus esfuerzos para asegurar que los cobardes que hicieron esto rinden cuentas”, según Kirby.

“Este ataque busca minar todo lo que representa Bangladesh y todo lo que el pueblo bangladesí ha tratado de lograr en los últimos años”, agregó.

El suceso se produce apenas dos días después del asesinato de un profesor universitario, en un caso que siguió el patrón de los recientes ataques perpetrados en el país por extremistas islámicos, aunque las autoridades no han confirmado este extremo.