Washington, 13 jun (EFE).- La aspirante demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, consideró hoy que “si alguien está siendo investigado por el FBI, simplemente no debería poder comprar un arma”, en relación a la matanza ocurrida este fin de semana en Orlando (Florida) que causó la muerte a 49 personas.

Clinton hizo estas declaraciones en su primer discurso público tras la matanza desde Cleveland (Ohio), en el que insistió en restablecer la prohibición sobre la venta de armas de asalto, como la utilizada por el autor de la masacre, el estadounidense de origen afgano Omar Mateen.

Mateen, de 29 años, había sido investigado por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) con anterioridad, pero al no contar con historial criminal, pudo comprar de manera legal las armas con las que llevó a cabo el atentado.