La empresa Blue Bell Cream anunció un retiro voluntario de todos sus productos en el mercado después de que dos muestras de helado con chispas de chocolate y trozos de galleta resultaron positivas a presencia de la bacteria listeria.

De acuerdo a la agencia The Associated Press el retiro de mercancía se extiende a puntos de venta al por menor en Alabama, Arizona, Arkansas, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Colorado, Florida, Georgia, Illinois, Indiana, Kansas, Kentucky, Louisiana, Mississippi, Missouri, Nevada, Nuevo México, Ohio, Oklahoma, Tennessee, Texas, Virginia, Wyoming y locales internacionales.

«La compañía no puede decir con certeza cómo llegó la bacteria a la línea de producción», dijo en un comunicado Paul Kruse, director ejecutivo de Blue Bell, con sede en Texas.

«Estamos comprometidos a hacer 100% lo correcto, y la mejor manera de hacer eso es retirar todos nuestros productos del mercado hasta que podamos tener la confianza de que todos son seguros», señaló Kruse.

La agencia informó que el primer retiro de mercancía emitido por la empresa familiar ocurrió en marzo después de que los Centros de Control y Prevención de Enfermedades vincularon helado contaminado con listeria a tres muertes en un hospital de Kansas. Otras cinco personas en Kansas y Texas enfermaron de listeriosis.

La intoxicación alimentaria fue rastreada a una línea de producción en Brenham, Texas, y posteriormente a una segunda línea en Broken Arrow, Oklahoma.

Una planta manufacturera en Oklahoma donde fueron suspendidas las operaciones a inicios de este mes para esterilización permanecerá cerrada mientras Blue Bell continúa investigando la fuente de la bacteria, agregó el comunicado.

Qué es la listeriosis

La listeriosis es una enfermedad transmitida por alimentos causada por la listeria monocytogenes, una bacteria que se encuentra en la tierra y el agua. Puede encontrarse en una variedad de alimentos crudos, así como en alimentos procesados y hechos con leche no pasteurizada. La listeria es distinta a muchos otros gérmenes porque puede crecer incluso dentro de las temperaturas frías de un refrigerador.

Los síntomas incluyen fiebre y escalofríos, dolor de cabeza, malestar estomacal y vómitos. El tratamiento es con antibióticos.

Cualquiera puede contraer la enfermedad. Pero es más probable que afecte a las mujeres embarazadas, fetos, personas de edad avanzada y personas con el sistema inmunológico debilitado.

Para reducir el riesgo:

  • Use los alimentos precocidos y las comidas listas para consumir lo antes que pueda
  • Evite la leche y los productos lácteos sin pasteurizar
  • Caliente los alimentos listos para consumir y las sobras hasta que les salga vapor
  • Lave las frutas frescas y las verduras
  • Evite las carnes y los mariscos ahumados poco cocidos

Fuente: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades