EFE/EPA/TASOS KATOPODIS/POOL

Washington, 16 oct (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, homenajeó este sábado a los policías que contuvieron el pasado 6 de enero el asalto al Capitolio, impulsado por una turba de seguidores radicales del expresidente Donald Trump (2017-2021).

“Hace nueve meses, sus hermanos y hermanas frustraron un ataque inconstitucional y completamente antiestadounidense contra los valores de nuestra nación”, dijo Biden durante un discurso frente al Capitolio ante policías y sus familiares.

EFE/EPA/TASOS KATOPODIS/POO

“Gracias a ustedes, la democracia sobrevivió; pero solo porque los hombres y mujeres de la Policía del Capitolio (…) pusieron sus vidas en riesgo para protegerla”, añadió.

El asalto al Capitolio, que se saldó con 5 muertos y 140 agentes del orden agredidos, tuvo como objetivo impedir que el Congreso ratificara la victoria de Biden en las elecciones de noviembre, como resultado de las alegaciones sin pruebas de Trump de que hubo fraude en los comicios.

El discurso de Biden de este sábado tenía como meta honrar la memoria de los policías fallecidos cuando hacían su trabajo en 2019 y 2020, en una ceremonia anual a la que el presidente ha asistido regularmente durante años.

“Ser policía hoy es mucho más difícil que nunca antes”, opinó Biden, al asegurar que la población lo “espera todo” de sus agentes de seguridad, y alcanzar ese umbral está “fuera de la capacidad de cualquiera”.

El mandatario recordó que 2020 “fue el año más mortífero registrado hasta ahora” para los policías, y que eso ha pasado una factura “demasiado dura” a la profesión.

“Si no cambiamos el ambiente en el que se hace el trabajo, vamos a tener dificultades reclutando a suficientes hombres y mujeres que quieran hacer el trabajo”, advirtió.

El mandatario no mencionó las controversias relacionadas con el racismo y la brutalidad policial que el año pasado generaron una ola de protestas sin precedentes, tras la muerte por asfixia del afroamericano George Floyd bajo la rodilla de un policía blanco.

Biden ha respaldado un proyecto de ley destinado a reformar los departamentos de Policía de Estados Unidos, que prohibiría las tácticas que causaron la muerte de Floyd y facilitaría las demandas contra aquellos agentes que hieran o maten injustamente a ciudadanos.

La mayoría demócrata de la Cámara de Representantes aprobó a principios de marzo una ley con ese objetivo que lleva el nombre de George Floyd, pero las negociaciones en el Senado sobre ese tema fracasaron en septiembre y el asunto se encuentra atascado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *