Washington, 23 nov (EFE).- El presiente electo de Estados Unidos, Joe Biden, habló este lunes con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, con los titulares de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el Consejo de Europa, Charles Michel, y con el rey Abdalá II de Jordania.

El equipo de transición de Biden informó en un comunicado que los cuatro lo felicitaron por su victoria electoral, que no es reconocida, sin embargo, por su rival, el presidente Donald Trump, que alega haber sido víctima de un fraude que no ha demostrado.

La pandemia del coronavirus, el cambio climático y los desafíos de seguridad centraron las llamadas, informó el equipo de Biden en el comunicado.

El presidente electo expresó a Ursula von der Leyen su convicción de que una Unión Europea fuerte redunda en beneficio de Estados Unidos y subrayó su compromiso de profundizar y revitalizar la relación entre Estados Unidos y la UE, informó su equipo.

También le compartió su esperanza de que ambas partes puedan trabajar para aprovechar sus valores y la relación comercial y de inversión más grande del mundo para cooperar en desafíos comunes.

El presidente electo destacó asimismo la importancia de la cooperación entre Estados Unidos y la UE en temas de interés mutuo como Irán, Bielorrusia, Ucrania y los Balcanes Occidentales, así como en el fortalecimiento de la democracia.

En su conversación con el presidente del Consejo Europeo, Biden le transmitió su deseo de revitalizar la asociación entre EE.UU. y la UE y sus estados miembros para responder a los desafíos, incluida una recuperación económica mundial duradera y sostenible.

El presidente electo también subrayó a Michel su compromiso con el fortalecimiento de la democracia en el país y en el extranjero, participando multilateralmente y cooperando en desafíos comunes como Irán, Bielorrusia, Ucrania y los Balcanes Occidentales.

Al rey Abdalá II le transmitió su determinación personal de fortalecer la asociación estratégica entre Estados Unidos y Jordania y le transmitió su agradecimiento por el invaluable papel de Jordania en la acogida de refugiados sirios.

También abordaron cuestiones como el terrorismo y otros desafíos de seguridad regional, apoyando una solución de dos estados al conflicto palestino-israelí, informó su equipo de transición.

Finalmente, el presidente electo subrayó a Stoltenberg la importancia de la OTAN para la seguridad de EE.UU. y Europa y el compromiso duradero de Washington con esa organización, incluido su principio fundamental de defensa colectiva.

Biden también le expresó su deseo de trabajar con él y con los aliados para garantizar que la OTAN tenga la orientación estratégica y las capacidades que necesita para fortalecer la disuasión y contrarrestar las amenazas nuevas y emergentes, incluido el cambio climático y la seguridad sanitaria mundial.

Desde el pasado día 9, que lo hizo con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, Biden ha hablado ya con numerosos líderes mundiales que le han felicitado por su victoria electoral y le han expresado su deseo de colaborar con su futuro gobierno.

La pasada semana lo hizo con el presidente chileno, Sebastián Piñera, y prometió ayudar a Latinoamérica a superar la crisis económica y sanitaria provocada por la covid-19, además de celebrar la decisión de Chile de redactar una nueva Constitución.

Piñera fue el primer líder latinoamericano en hablar con Biden, quien se ha comunicado también con los dirigentes de Francia, Alemania, la India, Israel, Suráfrica, Reino Unido, Irlanda, Japón, Australia y Corea del Sur, además de con el papa Francisco.

Las dos mayores potencias de Latinoamérica -México y Brasil- siguen sin reconocer la victoria de Biden, disputada sin pruebas por Trump, algo que comparten con muy pocos países, entre ellos Rusia y Corea del Norte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *