Tras siete días en estado crítico el sábado murió un árbitro de una liga de fútbol hispana de Salt Lake City que fue golpeado en la cara por un adolescente, informó la cadena CNN.

Ricardo Portillo, de 46 años, arbitraba un partido en Taylorsville el pasado 27 de abril, cuando sancionó a un jugador con una tarjeta amarilla por una infracción en el juego.
La decisión, dijo la policía de esa ciudad, llevó a que el jugador de 17 años le diera un puño en la cara a Portillo.

Inicialmente, las autoridades pensaron que Portillo sufrió sólo heridas menores por el ataque.
Pero después de ser llevado al hospital, los doctores descubrieron que sufrió graves daños internos en la cabeza, dijo la policía.

En cuanto al adolescente, permanece en un centro de detención juvenil.
La policía inicialmente le imputó cargos de ataque agravado. Pero con la muerte de Portillo, las autoridades esperan aumentar los cargos.

No se ha difundido el nombre del adolescente debido a que es menor de edad.

El incidente ocurrió durando un partido de Fut International, una liga de fútbol de la comunidad hispana para niños entre 5 y 17 años.