San Francisco, 14 abr. (EFE).- El gigante del comercio electrónico Amazon se fijó este miércoles como objetivo para 2021 aumentar significativamente el número de mujeres y afroamericanos en posiciones de liderazgo dentro de la compañía en EE.UU., ya que ambos colectivos están actualmente muy infrarepresentados.

En una entrada en su web, Amazon se comprometió a contratar en los próximos meses a un 30 % más interanual de afroamericanos en Estados Unidos para ocupar cargos de responsabilidad corporativa.

En la actualidad, este tipo de puestos, que trabajan fundamentalmente desde oficinas en lugar de almacenes o de ejercer de repartidores, los ocupan mayoritariamente blancos (47 %) y asiáticos (35 %), mientras que los negros y los hispanos representan únicamente el 7,2% y el 7,5 % respectivamente.

Estas cifras están muy por debajo del porcentaje de la población de EE.UU. que se define como negra (13,5 %) o hispana (18 %), según datos del censo.

La firma que dirige Jeff Bezos también se comprometió a aumentar en un 30 % el número de mujeres que ejercen puestos directivos o ejecutivos, que actualmente son menos de una de cada cuatro.

Las grandes tecnológicas llevan años siendo objeto de crítica por parte de activistas y políticos progresistas que consideran que su plantilla es poco diversa, con una preponderancia de hombres blancos y asiáticos.

Desde que esta cuestión logró gran atención mediática a mediados de la década pasada, firmas como Google, Facebook y Amazon empezaron a hacer públicas sus cifras de diversidad entre empleados, que en líneas generales confirmaron una presencia reducida de mujeres, hispanos y afroamericanos.

Junto a la publicación de los datos, estas compañías se fijaron objetivos para remediar la falta de representación de determinados grupos mediante políticas de contratación y promoción de empleados que tengan en cuenta la raza y el sexo.

El caso de Amazon es particular, puesto que la empresa de Seattle (estado de Washington, EE.UU.) tiene, en su conjunto, una plantilla muy diversa en EE.UU. (47 % de mujeres; 27 % de negros y 23 % de hispanos), pero estos grupos se concentran mayoritariamente en puestos poco cualificados como trabajadores de almacenes y repartidores.

A medida que se sube en la jerarquía corporativa, todos ellos van perdiendo peso, hasta llegar a los cargos ejecutivos, en que dominan con diferencia los hombres blancos y asiáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *