Imagen del congresista Matt Gaetz. EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS/Archivo

Miami, 17 may (EFE).- Un allegado al congresista Matt Gaetz se declaró este lunes culpable de tráfico sexual de un menor en un caso en el que no es nombrado el legislador republicano, pero que ha causado interés mediático por las implicaciones de una posible delación tras el acuerdo con la Fiscalía.

Joel Greenberg, excomisionado de impuestos del condado de Seminole (Florida), se declaró este lunes culpable en la ciudad de Orlando de seis de más de una treintena de cargos, según el documento judicial al que tuvo acceso Efe.

Greenberg admitió culpabilidad ante la jueza Leslie Hoffman, del Distrito Central de Florida, por un cargo de tráfico sexual de menores, acecho, robo de identidad y fraude electrónico, entre otros.

Se prevé que Greenberg coopere con los fiscales en una investigación en la que puede resultar involucrado el congresista Gaetz, uno de los mayores aliados del expresidente Donald Trump (2017-2021).

Gaetz, que representa un distrito de Florida en el Capitolio, es actualmente investigado por el Departamento de Justicia por tráfico sexual de menores.

El congresista no ha sido acusado de ningún delito y ha negado haber actuado mal.

Remove Ron, una campaña contra el gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, pagó junto con otros opositores demócratas el sobrevuelo de un avión sobre las playas del noroeste de Florida con el aviso de «Tick Tock Matt Gaetz», en referencia que se le acaba el tiempo.

Subrayó que la admisión de culpa de Greenberg «es solo el primer dominó republicano que cae en Florida en una larga cadena de corrupción y tráfico sexual de menores».

«Es probable que Matt Gaetz sea el próximo, y no dejaremos que los floridanos olviden sus reprobables crímenes contra las niñas menores de edad», agregó.

La jueza Hoffman detalló hoy que «el demandado ingresó la declaración de culpabilidad» y que está bajo la custodia de la policía de las cortes (US Marshal) pendiente de la sentencia.

El acuerdo incluye «cooperar plenamente en la investigación y el enjuiciamiento de otras personas».

A cambio, los fiscales acordaron retirar a Greenberg una veintena de cargos de una acusación anterior.

Greenberg enfrenta un mínimo de 12 años de prisión, pero la jueza puede reducir su sentencia dependiendo de su cooperación.

El acusado admitió que pagaba a las mujeres por sexo, incluido un menor con quien participaba en «actos sexuales comerciales».

El acuerdo detalla que Greenberg «presentó al menor a otros hombres adultos, que participaron en actos sexuales comerciales con el menor».