Un gran jurado federal en Los Ángeles acusó a seis personas de dirigir una red de secuestradores con sede en México Credit: canstockphoto136844

Los Ángeles, 8 dic (EFE).- Un gran jurado federal en Los Ángeles acusó a seis personas de dirigir una red de secuestradores con sede en México que retuvo a nueve personas y exigió rescate por su liberación pero mató a seis de las víctimas, informó el Departamento de Justicia (DOJ).

En un comunicado el DOJ explicó que el gran jurado emitió la acusación federal el martes contra el grupo liderado por Germán García Yera Hernández, de 37 años.

García Yera y otros cinco sospechosos fueron acusados de al menos cinco cargos que incluyen extorsión y conspiración para tomar rehenes que culminó en la muerte de la víctima.

Los otros cinco acusados son Gilberto Omar Ávila López, alias “Luis Enrique Ávila Moreno”, de 27 años; Aylín Estrada Reyes, de 24; Joel Eduardo Mascorro Delgado, de 22; Victoria Camila Espinoza Ballardo, de 22, y Oscar Bautista Valencia, de 30 años.

Todos los imputados son de nacionalidad mexicana, indicó el DOJ.

García Yera, Ávila López y Espinoza Ballardo enfrentan cada uno un cargo adicional de toma de rehenes que resultó en la muerte de la víctima.

La acusación formal alega que de enero a abril de 2020, el grupo delictivo con sede en Tijuana, México, atrajo a las víctimas a reuniones en las que fueron secuestradas a punta de pistola, atadas y, en ocasiones, “brutalmente golpeadas”.

Luego, se pidió un rescate a los miembros de las familias en Estados Unidos.

En tres casos las víctimas no tenían familiares que pudieran pagar el rescate, por lo que fueron asesinadas, aseguró la acusación.

Otros tres secuestrados fueron asesinados para supuestamente proteger el crimen a pesar de que sus familiares habían pagado el rescate, según la declaración del DOJ.

Por ejemplo, un hombre que fue designado “víctima D” fue secuestrado el 27 de marzo de 2020. Un día después el hijo de la víctima pagó el rescate de 25.000 dólares, pese a lo cual el hombre fue asesinado ese mismo día.

Dos días después, sus presuntos asesinos discutieron cruelmente cómo prescindir de su vehículo, describió el DOJ.

En otro caso, una residente del condado de Los Ángeles identificada como “víctima E” fue secuestrada el 11 de abril de 2020 cuando visitaba a un familiar en Tijuana. La víctima fue obligada a llamar a su madre, decirle que estaba en problemas y pedirle que pagara 25.000 dólares por su liberación.

La madre de la víctima luchó sin éxito por obtener el dinero del rescate, por lo que acordó pagar a los secuestradores 1.000 dólares y entregar el vehículo de la víctima.

El 13 de abril la madre de la víctima se reunió con un cobrador y entregó el rescate acordado, pero la joven fue asesinada ese mismo día.

De las seis personas asesinadas, tres eran ciudadanos estadounidenses, incluidos las víctimas D y E, detalló DOJ.

Los seis acusados están detenidos en México, donde enfrentan cargos adicionales, informó la cadena NBC. No se informó de una fecha para su extradición a Estados Unidos. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *