Granada, 20 jun (EFE).- El actor Charles Dance, reconocido por su papel en la exitosa serie «Juego de Tronos», ha abierto esta noche junto a la Orquesta Académica de Viena el 64 Festival Internacional de Música y Danza de Granada con el estreno mundial de una versión teatralizada, compuesta por Beethoven, del «Egmont» de Goethe.

En un Palacio de Carlos V prácticamente repleto de público, este artista británico, que ha encarnado al temible lord Tywin Lannister en la adaptación televisiva de la saga de George R.R. Martin, ha ejercido de narrador en la primera traducción al inglés de la obra, trabajo del guionista Christopher Hampton.

Dance ha sustituido con su interpretación, que ha sido subtitulada y en la que «dialogado» con la música, al actor norteamericano John Malkovich, quien tenía previsto participar en este arranque del Festival pero que finalmente tuvo que cancelar su intervención por problemas de agenda.

Bajo la dirección de Martin Haselböck, la «Orchester Wiener Akademie» ha llevado al simbólico palacio del recinto de la Alhambra un monumental canto teatral a la independencia, en la que el Conde de Egmont se enfrenta a la opresión de la monarquía española del siglo XVI.

Se trata de una historia que ha adquirido trascendencia gracias a otro pilar de la cultura alemana encargado de la música incidental de la pieza teatral, Ludwig van Beethoven, compositor del que la Orquesta Académica de Viena ha dado incontestables ejecuciones bajo la dirección del organista Haselböck.

Esta orquesta de época, que celebra 30 años de trayectoria, ha tocado además una de las grandes sinfonías del «sordo de Bonn», la número 7, con la que ha arrancado la primera parte del concierto, y el aria de concierto «Ah, Perfido!», cantado por la soprano Bernarda Bobro.

La acústica que ha aportado la configuración del Palacio de Carlos V se ha sumado al hecho de que su construcción fuera «casi coetánea» a la época en que Beethoven compuso la obra a partir de textos de Goethe, una coincidencia que -como confesó a Efe el propio Haselböck antes de la actuación- han dotado de un «atmósfera muy especial» y gran emotividad al concierto, que se ha prolongado durante algo más de hora y media.

La interpretación de la Orchester Wiener Akademie de esta noche, que ha tenido una gran acogida del público, supone el arranque de la 64 edición del Festival de Granada, que hasta el próximo 10 de julio ofrecerá un total de 39 espectáculos, siete de ellos estrenos.

El Palacio de Carlos V sumará además el estreno de «Human Requiem», la propuesta de Sasha Waltz que ha coreografiado una de las obras esenciales de la historia musical europea, el Réquiem de Brahms, en un montaje en el que el público tendrá un papel activo junto al Coro de la Radio de Berlín.

En danza destacará el estreno en España de la obra «Carmen», interpretada por el Ballet Nacional de Noruega, la vuelta del Ballet Nacional de España, que ofrecerá Alento y Zaguán, y el de Víctor Ullate, que combinará ritmos contemporáneos y danzas del mundo.

El flamenco tendrá por su parte como protagonistas en el Festival a Estrella Morente, Vicente Amigo y el estreno de «Diez canciones para la Alhambra» de Juan Habichuela Nieto, que actuarán en la Plaza de los Aljibes y el Palacio de Carlos V.

«La Fura dels Baus» cerrará el certamen por encargo del Festival con su visión actual del drama musical de «El amor brujo», en el centenario de su estreno y que se exhibirá en la Plaza de Toros de Granada por el uso de fuego para escenificar la magia y el amor de la historia de Falla.