El escritor Edson Hurtado habla hoy durante la Feria Internacional del Libro de La Paz (Bolivia). EFE/Gabriel Romano

La Paz, 7 ago (EFE).- El escritor y periodista boliviano Edson Hurtado pidió “seguir explorando” la situación de las diversidades sexuales en las comunidades indígenas bolivianas, durante la presentación que hizo este domingo de la cuarta edición de un libro suyo sobre esta temática, en la Feria Internacional del Libro de La Paz.

Esta nueva versión lleva el título de “La Madona se Sorata”, que recoge varias crónicas relacionadas a las historias de personas con diferente orientación sexual y las dificultades que atravesaron para hacer que se respete su identidad de género.

“Es un tema del que se tiene que seguir hablando” y pese a que esta investigación ya tiene siete años “no ha habido una nueva, “nadie más ha escrito” al respecto y “necesitamos seguir explorando estos mundos desde las voces del periodismo y la literatura, manifestó en la presentación.

Hurtado reflexionó sobre las diferencias entre un hombre gay, una lesbiana o una mujer trans de la ciudad con los del campo, estos últimos que además deben soportar “varias transversales”, por el hecho de ser pobres y la discriminación que sufren por su condición indígena.

“Son historias de gente valiente”, remarcó.

El título de “La Madona de Sorata” evoca la historia de una transexual que oriunda de ese pueblo del departamento de La Paz que emigró a El Alto para prostituirse porque no tenía otra manera de sobrevivir.

Hurtado recordó que cuando sus compañeras le entregaron la ropa y los accesorios que debía vestir y utilizar, la Madona dijo “yo soy una mujer indígena y voy a usar trenzas, voy a usar polleras y voy a ser una mujer aimara”, en un acto de afirmación de su cultura.

También contó sobre el caso de otra chica trans que conoció en Moxos, un pueblo del departamento amazónico de Beni, que descubrió su identidad sexual alrededor de sus 13 o 14 años y que aquello incluso eso le supuso agresiones y golpes de sus familiares, a excepción de su abuela que era la única que la defendía.

El escritor recordó que para conocer los casos tuvo que acercarse a las comunidades y sus autoridades “con mucho respeto” y tuvo que pedir permiso además de explicar las características de su trabajo.

A partir de ello, descubrió que en el occidente del país, que barca la parte andina de Bolivia, “es un poco más difícil hablar del tema” de la homosexualidad o de las diversidades sexuales que en el oriente, es donde posiblemente la gente es algo más abierta.

En el evento de presentación de la nueva versión del texto, se mencionó que las crónicas que relata Hurtado con “toque poético” fueron recogidas de comunidades guaraníes, trinitarias, moxeñas, quechuas o aimaras, entre otros sitios.

Por ejemplo, “algunas comunidades en el pueblo quechua (los homosexuales) no pueden tener terrenos. No tienen voz en las asambleas de las comunidades, no tienen voz ni voto”, aseveró Hurtado.

Ante esto, el escritor subrayó que “son historias necesarias” y consideró que es importante que “las podamos conocer”.

El escritor planteó esta investigación como una continuación de su libro “Ser gay en tiempos de Evo”, publicado en 2011, en el que presentó otras tantas historias desde una crítica a la diversidad sexual en Bolivia.

Hurtado adelantó que en noviembre próximo “La Madona de Sorata” se presentará en Argentina y que el próximo año se lanzará una versión traducida al alemán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *