Los Ángeles (EE.UU.), 10 ene (EFE).- La húngara «Son of Saul», Gran Premio del Jurado en el Festival de Cannes, hizo buenos los pronósticos y ganó hoy el Globo de Oro a la mejor película extranjera.

Sus rivales eran «El Club» (Chile) de Pablo Larraín; «The Brand New Testament» (Francia-Bélgica-Luxemburgo), de Jaco Van Dormael; «The Fencer» (Estonia-Finlandia-Alemania), de Klaus Härö, y «Mustang» (Francia), de Deniz Gamze Ergüven.

«Gracias por este magnífico premio», dijo el director de la cinta, el debutante László Nemes, al recibir el galardón.

«Quiero compartirlo con todo el equipo y el reparto. El Holocausto parece que se ha convertido en una distracción; para mí es un rostro humano y no hay que olvidarlo», añadió.