El cantante español, Miguel Ríos, habla hoy durante una rueda de prensa en la Ciudad de México (México). EFE/Alex Cruz

Ciudad de México, 4 oct (EFE).- Al roquero Miguel Ríos las musas de la inspiración lo dejaron por un tiempo y según cuenta, lo abandonaron y “tal vez se fueron con Serrat y Sabina”, no obstante regresaron en 2021 con música nueva y ahora presenta en México ese renacer en su gira “Un largo tiempo”.

“Grabamos un disco un poco insólito en mi carrera porque es el primer disco que hago sin batería, (…) las canciones salían bastante desnudas, con bastantes referentes de mi propia vida, de mi estado mayor con 77 años”, contó Ríos, que ahora tiene 78 años, en una conferencia de prensa.

Los inicios de la gira surgieron del cansancio que le provocaba el viajar con más de 60 personas para cada concierto.

Partiendo de ello, el músico decidió hacer conciertos en “acústico”, pero “electrizantes”, de sus canciones nuevas, de su LP “Un largo tiempo”, pero también de su biografía como cantante.


“Es un concierto un poco personal muy reducido e intimista”, explicó Ríos, y adelantó que pese a que le hubiera encantado tener invitados solamente se presentará él con sus músicos en el Auditorio Nacional el viernes 7 de octubre.

“Un tema que voy a cantar en el concierto del viernes se lo escuché a Enrique Guzmán cuando estaba en Los Teen Tops, que el original es de Little Richards”, ahondó.

Dicha agrupación liderada por Guzmán fue para él la primera certeza de que el rock se podía cantar en español, sin embargo, fue con Elvis Presley con quien comenzaron sus ganas de dedicarse a la música.

En la conferencia de prensa, el músico también recordó haber encontrado el placer de cantar a los 8 años cuando era parte del coro de su escuela, y después el vender discos a finales de la década de 1950 le dio la oportunidad de nutrirse de diversos estilos musicales que hoy ha retomado en esta nueva etapa de su carrera.

Sin embargo, y con toda su trayectoria de más 60 años, rechaza el término de “maestro” con el que suelen referirse a él y cuenta que, al menos antes de la conferencia de prensa, lo llamaron así “unas 80 veces”.

“Yo imitaba en su actitud roquero (a Elvis), eso aunque parezca una tontería es el fundamento de la enseñanza de la evolución humana, si a mí me llaman maestro será porque habrán cogido algo de mí, pero no porque yo haya sido magistrado”, contestó.

Ríos también rechazó las nuevas formas de comercializar la música por medio de las plataformas digitales, y aseguró que su existir “es político” por lo que desde su música y sus pensamientos, seguirá rechazando la desigualdad mundial.

“No estoy de acuerdo es vivir cargando la culpa de que muchos semejantes estén pasándolo mal, no más porque yo lo paso bien”, dijo a manera de crítica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *