Dirigida por Jorge R. Gutiérrez y producida por Guillermo del Toro, este fin de semana se estrena “The Book of Life”. Esta cinta de animación propone un relato en el que un joven torero se debate entre cumplir con las expectativas de su familia o seguir su corazón y dedicarse a su verdadera pasión: la música.

Para ello, se embarca en una aventura por mundos fantásticos donde deberá hacer frente a sus mayores miedos, todo ello bajo el marco de la celebración mexicana del Día de los Muertos, que festeja la memoria de los difuntos con coloridas ofrendas.

Basada en una de las tradiciones mexicanas prehispánicas más hermosas y arraigadas en la cultura popular, cobra vida en la pantalla grande en una cinta dirigida a la familia, a los niños en especial. “The Book Of Life” se aleja del concepto macabro que encierra la muerte misma y muestra como tema el amor y la unión familiar de una forma fantástica, entretenida, aderezada con maravillosa música y un diseño llevado al detalle máximo, que debería ser considerado una verdadera obra de arte.

La cinta cuenta con con las voces de Diego Luna, Ana de la Reguera y Kate del Castillo, que participan tanto en la versión en inglés como en español. Para la versión en inglés que podrá verse a partir del viernes 17 de octubre, en la salas de cine de Carolina del Norte el filme cuenta además con las voces de Channing Tatum, Zoe Saldana y Cheech Marin

Para sus detractores, “The Book Of Life” sí es una película muy mexicana, digna de una tradición tan mexicana como el Día de Muertos. Sí, tiene muchos estereotipos de los mexicanos. Y también cuenta con referencias al pop a través de canciones de rock clásicas, altamente reconocidas y amalgamadas a lo largo de la película, que forman parte de la “banda sonora” de Gutiérrez, aunada a la maestría de Gustavo Santaolalla.

Pero también es un homenaje a las estrellas de la época dorada del cine mexicano y fácilmente podrán identificar en sus personajes a una María Félix, a Dolores del Río, a Emilio “El Indio” Fernández o a charros icónicos como Pedro Infante o Jorge Negrete. Igualmente, en la interacción de sus personajes principales (“La Muerte” y “Xibalba”) se puede apreciar la relación amor-odio de Frida Kahlo y Diego Rivera. O el pequeño homenaje que hizo Jorge a su mentor Guillermo del Toro, llenando de pequeñas referencias de películas como “El Laberito del Fauno”, “Pacific Rim” y “Hellboy”.