La televisión es la vía por la que numerosos actores latinos entran en el “star system” de Estados Unidos en los últimos tiempos, como ya hicieran en su día Eva Longoria y Michael Peña, o más recientemente Sofía Vergara, Morena Baccarin, Wilmer Valderrama y Mario López. No es casual: las grandes productoras están dirigiendo sus esfuerzos a satisfacer un mercado de 50 millones de personas.

El actor mexicano Adan Canto es el último en llegar al competitivo mundo de la televisión estadounidense, aunque lo ha hecho por la puerta grande, en la serie “The Following”, protagonizada por Kevin Bacon y que logró el mejor estreno de la temporada en EEUU, con 10,4 millones de televidentes.

La pequeña pantalla ha sido también la puerta de entrada a la fama para actores como el venezolano Wilmer Valderrama, el joven Fez de la serie “That ’70s Show” (Aquellos maravillosos 70), que ha continuado su labor en televisión con series como “Suburgatory (Fuera de lugar), y “Awake“, donde interpretó al detective Efrem Vega.

 Las ficciones policíacas han encumbrado a la popularidad a otros hispanos como Jon Huertas, el inspector Javier Espósito de “Castle”, de padre portorriqueño, como su compañero Ruben Santiago-Hudson, que hizo de su jefe en la serie, el capitán Roy Montgomery, entre 2009 y 2011.

Lana Parrilla, de ascendencia portorriqueña e italiana, en “Érase una vez”.

 Latinos son también los agentes de “Dexter” que interpretan David Zayas y Lauren Vélez, ambos de origen puertorriqueño.

Pronto veremos a otro hispano especializado en papeles de policía, Enrique Murciano, en un nuevo trabajo. Murciano, nacido en Miami y de ascendencia mexicana, se hizo famoso con la serie policíaca “Sin rastro”, después pasó por “C.S.I”, y ahora formará parte del reparto de “The Saint”, que contará con el mismísimo Roger Moore como protagonista.

Mario López, de origen mexicano y que se dio a conocer en la serie “Salvados por la campana”, fue uno de los artistas destacados, junto a Wilmer Valderrama, en la celebración latina del segundo mandato del presidente estadounidense, Barack Obama, una ceremonia que condujo otra ilustre latina que consiguió la fama en televisión: Eva Longoria.

A la estela de éxito de la protagonista de “Desperate Housewives” se han sumado en los últimos tiempos la colombiana Sofía Vergara en “Modern Family” y la brasileña Morena Baccarin en “Homeland”, que han coincidido en el tiempo en dos de las series más vistas y premiadas de los últimos años. (EFE)