Asunción, 23 jul (EFE).- La Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura, nacida en una barrida en un vertedero de Asunción, ha inspirado un proyecto gemelo con 80 niños desfavorecidos en dos escuelas de Madrid, donde aprenden a tocar música con guitarras, saxofones y violines hechos con material reciclado.

La versión española de la orquesta de reciclados trabaja con alumnos de una escuela del Pozo del Tío Raimundo, en la periferia de Madrid, y en un centro de acogida de menores ubicado en Pozuelo de Alarcón, ciudad también próxima a la capital española.

Los instrumentos están hechos con cajas de galletas, bidones de aceite o cajas de puros, todos ellos materiales desechados que proporciona la empresa Ecoembes, dedicada al reciclaje de envases de plástico y cartón y que financia el proyecto.

Los niños reciben así unas 1.000 horas anuales de formación musical, así como de educación en conservación del medio ambiente y un seguimiento para su inclusión social, con «padrinos» como la directora de orquesta Inma Shara y el psicólogo infantil Javier Urra.

«La orquesta busca dar segundas oportunidades, tanto a los materiales de desecho, que se reutilizan, como a los niños que tienen bajos recursos económicos, que pueden tener en la música un futuro profesional», aseguró a Efe Óscar Martín, el director general de Ecoembes, que visitó Asunción para conocer la experiencia de la orquesta de Cateura y brindar asesoramiento a autoridades municipales sobre reciclaje en la ciudad.

Según Martín, la Orquesta de Reciclados de Cateura es un «ejemplo admirable de superación», dado el difícil contexto del barrio, una de las zonas más pobres de la capital paraguaya, que sufre la contaminación del vertedero cercano y el desbordamiento periódico del río Paraguay.

La orquesta de Cateura también «fomenta la conciencia ambiental y difunde el mensaje de que se puede crear sin consumir recursos no renovables», afirmó Martín.

Tanto en Cateura como en otros barrios pobres de Asunción, la clasificación y el reciclaje de basuras suponen una fuente de ingresos y de empleo informal para muchas personas.

El responsable de Ecoembes aseguró que «cualquier estrategia de reciclaje en Asunción» debe incluir a los recicladores y aprovechar la infraestructura de la que disponen, para «dignificar su trabajo».

«El reciclaje de basuras llegará a ser una obligación de todos los Estados y Asunción no debe perder esta oportunidad», afirmó Martín.