Madrid, 4 abr (EFE).- El flamante embajador honorario del cine español en el mundo, el diplomático estadounidense James Costos, asegura en una entrevista con Efe que su tarea en Hollywood como mediador de la industria audiovisual española va a ser muy fácil, porque «España se vende sola».

Costos (Massachusetts, 1963) recibe hoy el primer título de «embajador honorario» que concede la Spain Film Commission (SFC) en agradecimiento a sus esfuerzos por internacionalizar el cine español y favorecer que grandes rodajes, como la quinta entrega de «Game of Thrones» o filmes como «The Bourne Identity» o «Exodus», tuvieran lugar en España.

«Es un gran honor recibir este reconocimiento y una gran oportunidad, pero en realidad -señala Costos- solo es la continuidad de la tarea que empecé siendo embajador en España».

El reconocimiento, dice, servirá para fortalecer los contactos con la industria americana; ahora que vive en Los Ángeles no le costará transmitirles «las grandes oportunidades que ofrece España como lugar de rodaje».

«Aunque no veo que sea una tarea muy difícil, porque cada vez que hablo con alguien de Hollwywood y les planteo esa posibilidad todo el mundo se muestra encantado y dispuesto a venir: valoran la diversidad de climas y de paisajes que ofrece España, España se vende sola», aseguró el diplomático.

El que fuera embajador de EE.UU en España durante el mandato de Barak Obama se encuentra hoy en Sevilla (sur) acompañando al expresidente estadounidense, quien participa en la Cumbre Internacional de Turismo (WTTC), mientras él visita localizaciones de rodajes históricos, como «Lawrence of rabia» o «Star Wars», y charla con productores y operadores importantes del audiovisual español.

«Una vez que se tienta a los empresarios americanos, lo primero que les resulta interesante es la gran calidad del talento de la industria española y lo segundo, los beneficiosos incentivos fiscales que se pueden conseguir; eso son atractivos reales para que los estudios americanos quieran venir a España», detalla Costos.

Costos, que también fue vicepresidente de HBO, reflexionó sobre el impacto en las televisiones convencionales de la oferta online: «Creo que realmente aportan cosas nuevas al mercado, pero estoy convencido de que los canales convencionales seguirán siendo competitivos, subirá la calidad y al final el consumidor tendrá una paleta de ofertas y de contenidos mucho más amplia», opina.

Con enormes dosis de humildad e ironía a partes iguales, Costos dice que él hizo «poquísimo» para facilitar que ‘Game of Thrones’ rodara su quinta temporada en España; fue «Carlos (Rosado) y su gente, con la gran calidad de la oferta que presentó la Spain Film Commission quienes lograron que HBO quisiera rodar en España».

Y añade: «De mi boca no saldrá ningún secreto del final de la serie -apunta entre risas-. Solo puedo decir que les recomiendo que la vean».

Por Alicia G.Arribas.